(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Jorge Esteban, anteriormente dirigente del Club Atlético Huracán, decidió dar un paso al costado de la institución hace una semana por pedido de Luis Sasso, vicepresidente del club. Resulta que las sospechas indicaban que el ex vocal de Comisión Directiva y Secretario de la Subcomisión del Fútbol Amateur estaba ligado a la representación de los juveniles Pablo Oro y Mariano Ríos. En medio de las acusaciones, presentó su dimisión. Doble Amarilla se puso en contacto con él y fue contundente respecto a la evaluación que deben hacer los hinchas: ''Que alguien me diga si yo me llevé de Huracán una moneda de un centavo o una camiseta'', tiró. La entrevista completa, a continuación.

 

DOBLE AMARILLA: ¿Qué hacía particularmente en el club? ¿Qué vínculo real tiene con la representación de Mariano Ríos y Pablo Oro? ¿Hay un lazo laboral?

JORGE ESTEBAN: ''Yo era vocal de la Comisión Directiva y era Secretario del Fútbol Juvenil. La única vinculación que tengo con la persona que los representa (Federico Amorisi) es que comparto empresa en mi actividad privada. Es eso. A mi actividad privada no quiero meterla en el quilombo''.

DA: Había sospechas de varios dirigentes y eso lo llevó a dar un paso al costado, a pedido del propio vice Luis Sasso según dijo usted. ¿Cuándo inició el tema? ¿En qué momento se le empezó a ligar con la representación de Ríos y de Oro?

JE: ''El mismo día en que Luis me llamó para decirme que ellos tenían esta duda, me dijo que presente la renuncia y yo la presenté. Al décimo vocal no lo vota la gente. La gente, en los clubes, vota al Presidente, al vice y al vice segundo, las caras visibles de la lista. Los demás acompañan. Si la persona que me llevó ahí, que fue Alejandro Nadur, no se sentía cómoda con que yo siguiera en la Comisión Directiva, yo tenía que dar un paso al costado. De la misma manera en que ellos me llevaron, tienen el derecho de decir cuándo quieren que me vaya''.

DA: ¿Estuvo presente en la firma del primer contrato de Oro, no?

JE: ''Claro, yo estuve en la firma del primer contrato de Pablo Oro con Huracán, en la firma de Brian Maidana en su primer contrato con Huracán, en la firma de César Ibáñez, en la de Agustín Casco, la de Ignacio Cortés, Claudio Vargas, Leandro Cuomo... un montón de juveniles que firmaron contrato en los últimos tres años. No es que estuve justamente o solamente presente en la firma de Oro; estuve más o menos presente en quince firmas de contrato, que fueron todos los chicos del club que firmaron con Huracán en el último tiempo''.

DA: Con los juveniles, Mariano Ríos y Pablo Oro, ¿qué vínculo comparte?

JE: ''Hay cien mil maneras de ver las cosas. ¿Soy representante de ellos? No. ¿Tengo relación con el representante de los chicos? Solamente de trabajar en la misma empresa. ¿Qué relación tengo con ellos? Excelente. En el club, quedan 15 chicos de la Pensión de la calle Dean Funes, que es cuando yo me acerqué por primera vez a Huracán. Esa pensión era tercerizada por el club y contenía a 27 chicos. De esos, como dije, quedan 15. Mi relación más fuerte de vínculo es con esos quince, con los cuales pasé todo el proceso de cambio de pensión. Por supuesto que alguien que se encarga y está presente en la estructura del fútbol amateur tiene mucho contacto con los chicos. Podes preguntarle no solamente a esos quince, sino a los trescientos que están en La Quemita si alguna vez tuvieron algo ellos o sus padres para decirme a mí. Y digo más: los contratos de representación de los chicos menores de 18 años los firman los padres. Sería bueno que también se hablara con los padres para ver si en algún momento yo les dije con qué representante firmar o si dije todo lo contrario. Cuando me consultan, digo que los buenos no necesitan representante: se ganan el contrato y llegan solos. Todo lo que se anda diciendo son especulaciones, nadie todavía pudo decirme cuál fue el perjuicio que le causé al club''.

DA: De los 300 juveniles que hay, cinco o seis subieron en el tiempo en el que estuvo a cargo... ¿quiénes son?

JE: ''Walter Pérez, Fernando Cosiuc, Lucas Merolla, Federico Marín y Nicolás Cordero. Se le puede preguntar a ellos. Cuando Cordero subió a Primera y se rompió la nariz, ¿quién fue el único que estuvo cuando salió de la operación? Pregunten si alguna vez le pedí representarlo. Me están tratando de tirar un muerto a mí en el que yo no tengo nada que ver''.

DA: Usted dio a entender que hay una interna política bastante feroz... ¿podría ser más explícito?

JE: ''Se están disputando quién va a ser el que va a ir como sucesor de Nadur. Por algo están tratando de correr a una de las personas que puede ser por medio de este tema... más de eso no puedo decir. Todo esto adentro de la mesa directiva, claramente''.

DA: ¿Qué reflexiones hace en este momento difícil? ¿Recibió apoyo de gente del club? Juveniles, dirigentes, padres, gente ligada al club...

JE: ''Padres y chicos, un montón. Directivos, no. Empleados del club, sí. Yo siempre digo que, si las bases te acompañan, evidentemente algo bien hiciste, aunque estés enfrentado con los de más arriba. A muchos directivos los entiendo, que puedan tener sus sospechas, no conocer muy bien cómo es la situación o cuál fue mi trabajo durante tres años... no tengo nada para decir de ningún compañero de comisión directiva, nada para decir del Presidente. Solo tengo palabras de agradecimiento por haberme llevado al club. Mi renuncia es porque me la pidieron y porque me pareció lógico hacerlo si me lo piden. Se está corriendo el rumor de que no me van a aceptar la renuncia... nadie estaría más contento que yo de que no me acepten la renuncia y de que esto se esclarezca por las vías a través de las cuales se tenga que esclarecer. No tengo absolutamente nada que ocultar. Que alguien me diga, no solamente si yo perjudiqué al club, sino si yo me llevé del club una moneda de un centavo. Y más te digo, si me llevé una camiseta... nada, absolutamente nada. No tengo más que alegría si esto pasa a otra instancia y se aclara la situación de la mejor manera''.

DA: ¿Qué importancia tiene la familia en este momento? ¿Qué tiene pensado para el futuro próximo en caso de no seguir en Huracán?

JE: ''No pienso dejar de trabajar en mi actividad privada, que es lo que me da de comer. No voy a dejar de ir a la cancha, tampoco voy a dejar de ir a ver a mis amigos cuando juegan a la pelota en La Quemita en las Inferiores. Lo que yo generé con los chicos en tanto tiempo fue un vínculo de amistad, no hay renuncia ni denuncia que me pueda quitar eso. No tengo por qué dejar de ir a La Quemita ni por qué dejar de ir a la cancha, lo voy a seguir haciendo como lo hago hace 44 años. Cuando me metí en Huracán, mi mayor deseo era que el club todos los días creciera un poco más. Y lo sigue siendo, más allá del dolor de estar pasando esta situación. La pasión no la va a matar nada de esto que está pasando''.