La derrota de Huracán ante Rosario Central por 2-1 en el reinicio de la Superliga dejó una huella más allá de la caída porque se produjo un cruce entre el flamante entrenador, Israel Damonte, y el delantero Andrés Chávez, que ahora tendrá una sanción que está siendo evaluada entre el cuerpo técnico y la dirigencia.

Los dos protagonistas, oriundos de Salto, tienen buena relación pero el cruce con un tono elevado tendrá un capítulo en esta semana de cara al partido del próximo viernes ante Gimnasia por la 18º fecha de la Superliga.

UnGloboEnTodasPartes on Twitter

 

Si el ex Boca accede a un pedido de disculpas podría solucionarse este tema (que no debería ser para el DT sino para sus compañeros). De lo contrario, el delantero podría tener una sanción que podría llegar hasta perderse el resto del campeonato.

Huracán cuentan con el 50 por ciento del pase de Chávez y deberían hacer uso de lo que resta que le pertenece a Boca y en parte a Banfield.