(Video: @PampaAranda | Foto: @BocaPasionTotal)

(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) River Boca protagonizaron un escandaloso Superclásico por la Quinta División de juveniles del fútbol argentino. El partido, que terminó 2-2, se vio manchado por una gresca que incluyó corridas, insultos y golpes de puño.

Inició ganando el 'Xeneize', dirigido por Sergio Saturno, con dos tantos seguidos, yéndose al descanso con aquella ventaja. En la parte complementaria, el partido se fue calentando de manera progresiva: Lucas Beltrán descontó para el 'Millonario' y, a su vez, Rodrigo Sequeira se marchó expulsado del Club de la Ribera, que se quedó con diez jugadores.

A falta de tres minutos para la culminación del partido, el árbitro marcó un punto de inflexión: pitó penal a favor del club de Núñez y expulsó al arquero Manuel Roffo en el cuadro boquense. Acto seguido, la 'Banda' empató por medio del salvadoreño de Andrés Hernández Valle. Fue así como, tras el final del encuentro, se desató la batalla campal en el Predio de Ezeiza.

 

 

Vergonzoso cierre para una jornada que, con los famosos almuerzos de camaraderia que comparten los jugadores de ambos equipos, debía finalizar de otra forma. Lamentable.