(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Hace poco más de tres años, un grave accidente afectó al mundo Huracán. El 10 de febrero de 2016, el micro que transportaba al plantel tras lograr la clasificación a la fase de grupos de la Libertadores en Venezuela volcó en una rampa de emergencia de la autopista Caracas-La Guaira. Los más afectados fueron Patricio Toranzo y Diego Mendoza, actualmente en Almagro e Ibiza de España respectivamente. Dos años más tarde del incidente, ambos iniciaron una demanda contra Conmebol y contra Huracán por daños y perjuicios.

Formalmente, la demanda inició en febrero de 2018 y se promovió el 9 de abril de 2018. En el documento al que accedió Doble Amarilla, que consta de 90 fojas, se solicita "que se condene a las demandadas a pagar a Patricio Daniel Toranzo la cantidad de $111.335.200 y a Diego Roberto Mendoza la suma de $133.092.466, o en lo que más o en menos resulte de la prueba, en los dos casos, más intereses y costas". La suma total asciende a $244.427.666, poco más de U$S 4 millones actuales.

De la causa principal, se ramifican dos expedientes, ambos tramitados en el Juzgado Civil N°6, Secretaría N°12: en uno, promovido el 21 de febrero de 2018, se encuentra: "beneficio de litigar sin gastos a los fines de que se exceptúe a mis mandantes del pago de la Tasa de Justicia en relación a la demanda por daños y perjuicios seguida contra la CONFEDERACIÓN SUDAMERICANA DE FÚTBOL (CONMEBOL)". En otro, hay una solicitud de medida cautelar preventiva que fue realizada el 2 de julio de 2019.

¿En qué consiste? En una solicitud para embargar la cantidad de $244.427.666 en concepto de ingresos que recibe Huracán de Superliga o Conmebol. El pasado 12 de agosto, el Juzgado Civil N°6 del Poder Judicial de la Nación (Primera Instancia) rechazó la solicitud realizada por Toranzo y Mendoza, representados por el abogado Cristian Germán Ferrero con el patrocinio de Daniel Mario Crespo.

"Los accionantes promovieron el presente incidente con el objeto de que se ordene la traba de un embargo preventivo sobre los fondos que el Club Atlético Huracán, perciba -por cualquier concepto- de la Superliga Profesional del Fútbol Argentino Asociación Civil y de la codemandada Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL); ello, por las sumas que -en concepto de indemnización por daños y perjuicios- reclamaron los emplazantes en el juicio principal las que ascienden al monto total de Pesos Doscientos Cuarenta y Cuatro Millones Cuatrocientos Veintisiete Mil Seiscientos Sesenta y Seis ($244.427.666) o, en su defecto, por las sumas que el suscripto considere pertinente", según marca la resolución.

Juicio Toranzo-Mendoza c/Co... by Adriano Savalli on Scribd

 

Pocos días más tarde de que se conociera el fallo de primera instancia, precisamente el pasado 26 de agosto, se notificó por escrito que Patricio Toranzo y Diego Mendoza apelaron la decisión. Se espera resolución de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, particularmente de la Sala I.

¿Cómo viene la causa principal? Doble Amarilla se puso en contacto con Manuela Moreno, integrante de la Subcomisión de Legales de Huracán, para entrar en mayores detalles: "El trámite del juicio viene muy lento y se va a demorar mucho más porque nosotros, al contestar la demanda, manifestamos que quien fue responsable fue la empresa de transporte (sumado a la agencia de viajes y la compañía de seguros- con domicilio en Venezuela)", expresó la dirigente.

"Ese es el expediente principal, el del accidente, donde Huracán está demandado junto a Conmebol por el accidente de tránsito. Nosotros decimos que la culpa la tiene la agencia de turismo, la compañía de seguros y el micro que transportaba a los jugadores. Lo que pedimos es la citación de terceros, para incluir personas que creemos que poseen responsabilidad en el accidente. Recién está iniciada la causa, todavía falta mucho, ni siquiera está abierta a prueba", agregó.

Paralelamente, se refirió a la medida cautelar preventiva solicitada por Patricio Toranzo y Diego Mendoza: "Justificaron su pedido en que tienen miedo que el club sea insolvente/inviable y/o no podamos pagar. No es verdad que Huracán en el caso de que salga sentencia en contra no vaya a tener dinero para pagar y, de hacerse lugar al pedido, dejarían inmovilizadas las sumas que perciba Huracán por Superliga hasta cubrir la cantidad pedida y ni nosotros podríamos disponer ni ellos cobrar hasta tanto haya una sentencia firme, lo que podría demorar años", siguió Moreno.

"Sería una catástrofe institucional que perjudicaría toda la vida del club. En primera instancia se rechazó el pedido, esperemos que Cámara de Apelaciones confirme y no hagan lugar a esto", concluyó Moreno en conversación con Doble Amarilla.