(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) La misma distancia de 2-0 que refleja el resultado también se refleja en la manera que tienen de esperar la revancha. Marcelo Gallardo está cómodo, tranquilo, centrado y aunque enojado por las palabras de Ábila & Cía, mantiene su eje. Del otro lado, Gustavo Alfaro, está con una permanente necesidad de hablar del juego del 22 de octubre e inflar a su tropa: puertas para adentro y puertas para afuera, dónde casi todo el mundo ve muy difícil que el Xeneize de vuelta la cuestión.

Más temprano, en el Monumental, y luego del 2-0 ante Patronato que le permite seguir en carrera, Gallardo volvió a ser consultado sobre el "se entrenan para tirarse" que acuñó Wanchope Ábila en la noche del martes en el mismo lugar dónde ahora tenía que responder Gallardo. El "Muñeco" que alguna vez, en la antesala de la final de Madrid, dijo "Boca, boca, boca", ahora, eligió otro camino.

"No tengo opinión, las palabras hablan por sí solas. Nada de lo que vi sucedió en el campo de juego. Pero recién voy a hablar después del partido con Arsenal. No voy a hacer mención a Boca de acá a diez o doce días. Ahora, Copa Argentina y Arsenal. Siempre me enfoco en lo que somos como equipo, en el comportamiento que hemos tenido durante años. No entrar en cosas raras. Que los demás hablen. Cuando juguemos contra ellos, nos enfocaremos en ser mejor de lo que somos", apostilló el conductor de River.

 

SportsCenter on Twitter

 

Al Muñeco también le consultaron como le bajaría el mensaje a su tropa: "No es fácil. Tengo un grupo de jugadores inteligentes. Tratan de abstraerse. No es fácil. Se escucha y percibe. Nuestro comportamiento siempre ha sido no desenfocarnos, metidos en lo que estamos metidos. No queríamos perder más puntos. Teníamos que prepararnos después del partido del martes, con adrenalina y tensión. Mismo en la gente. La gente estaba con resaca y vino a la cancha a disfrutar del equipo. El equipo devuelve de adentro hacia afuera. Tenemos que ser mejor equipo, no conformarnos y ser más sólidos. También en lo mental. Tenemos que estar fuertes. Que los demás jueguen su partido", pidió.

Horas más tarde, en Florencio Varela, Gustavo Alfaro también se refirió al Superclásico del 22, pero de manera mucho más directa: “Teníamos que demostrar que el equipo está de pie”, arrancó, poniendo en valor el 1-0 ante el Halcón.

"¿Por qué sería una hazaña dar vuelta la serie con River? Nosotros tenemos confianza y es Boca. Entiendo que River está bien, pero no subestimen a Boca. Es Boca, es Boca...", repitió, como un mantra, el DT Xeneize. 

 

SportsCenter on Twitter

 

"Tengo 15 días para trabajar con la idea de revertir la serie. Nos tenemos fe. Enfrente hay un muy buen rival, pero tenemos todo como para revertir esta realidad. Y claro que la experiencia talla en estos partidos, como la capacidad, las batallas disputadas... Todo ese tipo de cosas pesan", agregó Alfaro.

Dos maneras distintas de esperar la Revancha, dos maneras distintas de bajar el mensaje previo al Superclásico definitivo.