Diego Martínez, nuevo director técnico de Godoy Cruz, habló en exclusiva con Doble Amarilla luego de cerrar su salida de Estudiantes de Caseros y su llegada al 'Tomba'.

A la espera de poder viajar a Mendoza para ser presentado y entrar en contacto con el plantel, el entrenador se ilusiona con devolver al equipo "a los primeros planos" y aclara que su idea es "tratar de permanecer un largo tiempo".

"La oportunidad nos agarra en un muy buen momento, con un grupo de trabajo consolidado y con nuestro rumbo muy claro de hacia dónde queremos ir", manifestó el entrenador que arrancó en Ituzaingó en la D en 2016 (salió subcampeón por debajo de El Porvenir) y, cuatro años más tarde, tiene su primera chance en la máxima división del fútbol argentino.

 

- DOBLE AMARILLA: ¿Cómo se dieron las charlas para tu llegada? ¿Cuando serías presentado oficialmente en Godoy Cruz?

- DIEGO MARTÍNEZ: Hace tiempo que veníamos hablando, me enteré que el club nos estaba observando y siguiendo hace tiempo. A partir de que las charlas fueron avanzando, tomé la decisión de anunciarlo primero por las redes de Estudiantes para que el socio del club sepa de mi boca los pasos a seguir. Estamos viendo de qué manera oficial y legal se me da la chance de viajar a la Provincia de Mendoza y, respetando la cuarentena, poder empaparme de lo que es el club y tener un primer contacto con los futbolistas, aunque sea de manera virtual.

- DA: ¿En qué momento de tu vida y de tu carrera de entrenador se da la oportunidad?

- DM: Personalmente, me agarra en un momento de bastante estabilidad en cuanto a mi familia y movimientos privados. En cuanto al grupo de trabajo, hace cuatro años que empezamos a trabajar juntos en Ituzaingó en la Primera D y fuimos aprendiendo y adaptándonos año tras año, estando a la altura. En estos cuatro años, hemos tenido muchas experiencias positivas y alguna otra que no lo fue tanto en lo deportivo, pero uno trata de capitalizar todo para el futuro. La oportunidad de Godoy Cruz nos agarra en un muy buen momento, con un grupo de trabajo consolidado y con nuestro rumbo muy claro de hacia dónde queremos ir. Y, sobre todo, con predisposición para mejorar y superarnos día a día.

- DA: ¿Pensás que la situación actual puede hacer que los clubes de Primera se fijen en el Ascenso para buscar directores técnicos?

- DM: Ojalá que sirva y que pueda colaborar para que haya situaciones como la del 'Huevo' Rondina, que fue a Arsenal. En Godoy Cruz, la historia siempre ha mostrado que ha apostado a entrenadores sin tanta experiencia en Primera División y con varios puntos en común en cuanto a la forma y al modelo de juego que tratamos de pregonar: Diego Cocca, Gabriel Heinze, Jorge Almirón y, de alguna manera, el mismo Lucas Bernardi. Con todos hay puntos en común en las formas, también con Sebastián Méndez. Hay cosas que el club busca, con períodos muy exitosos en los resultados y creo que por eso también nos buscaron para tratar de lograr estabilidad.

- DA: Godoy Cruz ha sido una suerte de catapulta para todos esos técnicos...

- DM: Claro, Godoy Cruz se caracteriza por la búsqueda de ese tipo de entrenadores. Nuestra idea es llegar al club y tratar de permanecer un tiempo largo, no pensamos en utilizarlo como un trampolín. Queremos tener la posibilidad de trabajar en una institución como Godoy Cruz por un largo tiempo y lograr resultados en lo deportivo.

- DA: ¿Cuáles son los objetivos a los que debe apuntar Godoy Cruz?

- DM: A partir de nuestras formas, el club habrá analizado equilibrar este último año con varios procesos de trabajo con una forma y una idea que pueda ser sostenida en el tiempo. La idea es tener resultados deportivos y que Godoy Cruz pueda regresar a los primeros planos tanto en Copa Libertadores como en el torneo local.