(De la redacción de DOBLE AMARILLA) Marcelo Gallardo no ocultó su preocupación luego de apenas haber logrado la clasificación a octavos de final de la Copa Argentina ante Gimnasia de Mendoza y este jueves recibió buenas señales tanto internas como desde Chile: Lucas Pratto e Ignacio Scocco recibieron el alta médica, mientras que Paulo Díaz intensificó su entrenamiento en Palestino pensando en la confirmación de su transferencia al plantel 'millonario'.

 

River Plate on Twitter

Con sólo dos nombres en el parte médico: Juan Fernando Quintero y Leonardo Ponzio (inflamación del tendón de la inserción del aductor mediano), se confirmó el alta médica de los dos delanteros que comenzaron a trabajar con el resto del plantel aunque eso no significa que puedan estar el próximo martes en el decisivo duelo ante Cruzeiro en el Monumental por la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores.

Para este partido, el entrenador no podrá contar con Rafael Santos Borré, que se encuentra suspendido tras su expulsión en la Recopa Sudamericana ante Athletico Paranaense.

Por su parte, el defensor chileno Paulo Díaz, única obsesión de Gallardo para este mercado de pases envió buenas señales desde el otro lado de la cordillera. Desde que terminó su participación en la Copa América no regresó a Arabia Saudita para sumarse al Al-Ahli y este jueves intensificó su preparación con Palestino, el equipo que conduce Ivo Basay y donde actuó el jugador entre 2013 y 2015.

De esta manera, el zaguero dio una nueva muestra del escaso interés de sumarse a la pretemporada de los sauditas a cargo del DT yugoslavo Branko Ivankovic, que también señaló su interés de seguir contando con el chileno.