(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Para Jorge Amor Ameal no hay dudas: el doble comando no va y la primera División debe volver a la órbita de la AFA. Mario Pergolini, en cambio, tiene sus dudas y apuesta por un juego más político: Aceitar lazos con la Superliga con Roberto Digón como el enviado, hasta tanto no se defina qué pasará con el puesto que Daniel Angelici tiene en la AFA.

Sin embargo, a juzgar por el texto que Boca envío a Superliga ayer por la noche, parece que la postura de Ameal primó dentro de esa pequeña interna que se desató. Es que en momentos en que los clubes parecen flexibilizar su postura, Boca insiste en no reanudar el torneo y así lo dejó por escrito en ocasión de la reunión de este miércoles en la reunión de Mesa Directiva.

Es más, según pudo saber "Doble Amarilla", los interlocutores del Gobierno que están detrás del "ablande" a los clubes aún no habían podido comunicarse con el mandamás Xeneize. 

El texto del comunicado de esta noche emanado del club de la Ribera fue el siguiente:

"Como es de su conocimiento, y más allá de la continuidad jurídica de nuestra institución, las nuevas autoridades que asumimos la conducción del club a partir del 15 de diciembre de 2019, tenemos una visión diferente en cuanto a lo deportivo.

En razón de ello, y atento a que no hemos participado en la toma de decisiones, entendemos que empezar el campeonato tal como está pautado, implica una desventaja deportiva para nuestra institución, atento los jugadores que hemos aportado a la Selección Nacional, no estando por ende de acuerdo en comenzar el torneo como está programado.

Por este motivo, solicitamos la postergación del inicio del torneo en cuestión, como así también el reunirnos para conversar sobre los aspectos económicos. En virtud de lo expuesto, pedimos a la Mesa Directiva que esta nota conste en el acta de la reunión que se llevará a cabo en el día de la fecha".

 

Esta es la misiva que envío Boca.
Esta es la misiva que envío Boca.