(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Tigre vive horas turbulentas en lo deportivo y en lo institucional. En los últimos días, en el propio club y en las inmediaciones del estadio, aparecieron algunas pintadas que apuntaban contra Santiago Aparicio, vicepresidente primero de la institución, por una presunta relación y lazo con ''La Trece'', facción disidente de la barrabrava. En diálogo con Doble Amarilla, el dirigente desmintió las acusaciones y las relacionó con la política.

 

 

En el mundo del 'Matador', la caldera hierve por la interna que vive la barra. Resulta que el líder de la facción ''oficial'', el 'Negro' Fiorucci, se encuentra detenido en Florencio Varela hace varios meses. Por tanto, el jefe actual de la hinchada es su segundo, Juanchi Rodríguez, según informa Pablo Lejder, periodista de 'Código de Barras'. Pero en el último partido, ante San Lorenzo, la barrabrava oficial no pudo llegar al José Dellagiovanna, ya que la Policía interceptó su ingreso 200 metros antes de arribar al estadio. Mayor fue la sorpresa y el disgusto para la facción cuando ''La Trece'', encabezada por Marcelo Paulitti, copó la tribuna.

¿Pero cuál es el problema principal? Según sostienen desde la barra oficial, Santiago Aparicio sería el nexo entre dirigencia y barra disidente. Y más aun: lo acusan de haber facilitado entradas para que ''La Trece'' pudiera colocarse en el frente de la tribuna. Dicha denuncia fue desacreditada por el dirigente a Doble Amarilla, quien relacionó el hecho con una interna de tipo política mientras ''estamos enfocados en salvar a Tigre del descenso''.

En busca de respaldo popular, la misma barra oficial habría repartido panfletos en los que se denuncia una vinculación entre Municipio, encabezado por el intendente Luis Andreotti, y barra disidente. Los folletos, al no estar firmados, no tienen procedencia. Pero han servido para mover el avispero y enturbiar aún más las aguas de un club que sufre un momento especialmente delicado.

EL FOLLETO REPARTIDO ENTRE LOS VECINOS:

Pese a que se entiende que los panfletos podrían ser una jugada de la barra oficial para relacionar al intendente con la facción disidente, los vecinos en San Fernando relatan de manera frecuente cómo padecen aprietes de parte de los violentos y denuncian su bronca. ¿Sus sospechas? Creen que hay una connivencia entre la mafia de la barrabrava de Tigre y la intendencia que viene de hace varios años.

 

(Fotos: Pablo Lejder - @pablolejder)