(De la Redacción de Doble Amarilla) Tras el cachetazo de las elecciones del último domingo donde perdió por amplio margen ante Horacio Rodríguez Larreta, a Matías Lammens se le suma otro problema: el andar de San Lorenzo. En los últimos tiempos ha tenido muchos cheques rechazados, se sabe que la actualidad económica dista de ser la mejor y el panorama deportivo no es el mejor. 

 

 

Para colmo, la derrota de este miércoles ante Defensa y Justicia trajo en San Lorenzo algo más que un resultado deportivo. El malestar de sus hinchas tocó su punto máximo desde el principio mismo del partido. 

 

Vermouth Deportivo on Twitter

 

En el inicio de la tarde se vieron banderas y cantos contra los jugadores y el DT Juan Antonio Pizzi. Luego, en el complemento, los cánticos se multiplicaron, llegando incluso a tener al Presidente Matías Lammens como destinatario. Minutos antes a que eso suceda, mientras se hablaba de una posible visita del dirigente a la zona de vestuarios, se intensificaba fuertemente la custodia en la zona de los palcos oficiales. Hubo tensión, gritos y bronca en la soleada tarde del Bajo Flores. Los cantos fueron exigiendo “huevos” a los jugadores. Contra Lammens la voz de los hinchas sonó fuerte con un “Matías Lammens, la p… que te parió …”. 

 

Maxi Cianni on Twitter

 

Cabe recordar que fue en San Lorenzo donde empezaron los cantos contra Mauricio Macri, y eso representa un búmeran para el Presidente de San Lorenzo, todo en un contexto de muchos contratiempos deportivos y de gestión, mientras el canto del cierre de la tarde fue, "que se vayan todos, que no quede ni uno solo".

 

Vermouth Deportivo on Twitter

Por otro lado, minutos antes de que terminara el primer tiempo, cuando el clima ya era muy tenso, Matías Lammens bajó a la zona de vestuarios. Se colocó en un lugar estratégico para ser observado por los jugadores. Según pudo saber Doble Amarilla, no hubo ni una palabra de parte del Presidente de San Lorenzo. Si existió un cruce de miradas. Tras eso, Lammens miró el partido en la boca de la salida al campo de juego.