(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Allanaron la sede de Argentinos Juniors a raíz de una investigación que encuadra posible defraudación en el porcentaje de jugadores. Se secuestró documentación relacionada a su administración.

El club de la Paternal venía con un envión positivo respecto de su puntaje en la Superliga. Sin embargo, factores externos trajeron preocupación al club. Martín Yadarola, juez en lo penal económico, ordenó la medida tras contar con serios indicios de una defraudación provocada por sus propios dirigentes. Los acusados son Cristian Malaspina, presidente del club, y Alejandro Roncoroni, secretario general.

La causa tiene relación con ocultar los porcentajes en la venta de jugadores juveniles. Ante esto, se procedió a secuestrar documentación que podría comprobar que Malaspina y Roncoroni defraudaron a su propia institución en la transferencia de jugadores.

El presidente del Bicho también es apuntado por su relación personal con algunos representantes de futbolistas. La causa se dio inicio por una presentación que hizo un dirigente que responde Luis Segura, ex presidente del club y de AFA.

 

Debido al allanamiento enmarcado en la causa caratulada como "Asociación Atlética Argentinos Juniors y otro s/ defraudación", el club publicó un comunicado en el que señalan: "Si bien no es una buena noticia, toda vez que daña la buena imagen y reputación intachable de nuestra Institución, es importante destacar que Argentinos se encuentra ajustado a derecho y que arbitra todos los medios conducentes a los efectos de mostrar transparencia en la gestión".

Además, aseguran: "Hemos dado expresas instrucciones a nuestros asesores letrados a fines de que puedan aportar las pruebas y documentos pertinentes para que el caso se aclare en lo inmediato".