(LUQUE, Paraguay) Finalmente se confirmó el anticipo de Doble Amarilla y la vuelta de la Super final de América se jugará el 8 o 9 de diciembre fuera del Monumental y fuera de la Argentina. Lo anunció Conmebol tras la reunión entre Domínguez, D’Onofrio, Angelici, Tapia y Harrison.

En la reunión entre el presidente de Conmebol, Alejandro Domínguez, con Rodolfo D’Onofrio, Daniel Angelici y de la que participaron el presidente de AFA, Claudio “Chiqui” Tapia y el presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol, Robert Harrison, la confederación Sudamericana decidió que el partido de vuelta entre River y Boca por la Superfinal de América se jugará entre el 8 o 9 de diciembre fuera del Monumental y fuera de la Argentina tal como anticipó Doble Amarilla.

“No están dadas las condiciones para que se juegue en la Argentina”, disparó Alejandro Domínguez en conferencia de prensa dando a entender que ya no quiere más papelones con esta final. Además, ratificó que aún está pendiente la decisión que tome la Unidad Disciplinaria respecto a los dos expedientes que están en trámite. Uno es el reclamo de Boca par que River sea descalificado y le den por ganada la Copa. Ese fallo saldría en las próximas horas y sería rechazado ratificando que el partido se juega. Por otro lado, hay un expediente de oficio que abrió Conmebol contra el club de Núñez por los incidentes y que derivará seguramente en la suspensión del Monumental. Este fallo saldría entre el miércoles y viernes y le da tiempo a Domínguez para definir la sede.

¿Dónde se jugará? Por estas horas, las opciones son tres. Según pudo confirmar Doble Amarilla, el domingo, aún en Buenos Aires, el presidente de Conmebol enojado les dijo a sus colaboradores que se llevaba la final a Asunción. Esta es una de las alternativas que mayor tranquilidad le da a Domínguez porque cree que es un territorio en el que es imposible que se den incidentes y que se jugaría a puertas cerradas.

Por otro lado, Miami elevará hoy una oferta, para albergar la final de la Copa. Esta opción es de interés para Conmebol, ya que permitiría abrir un nuevo negocio y también garantizaría que no viajen ni barras ni violentos a EEUU. Una tercera opción es Qatar, de fuerte vínculo político y económico con la Confederación sudamericana, y con argumento iguales a los de Miami. 

Este es el comunicado oficial de Conmebol:

 

EN DESARROLLO