En la mañana argentina, las redes sociales lograron encender las alarmas de los hinchas de la ‘Scaloneta’ y sacudieron el feriado. La imagen de la zurda de Lionel Messi con una supuesta inflamación no tardaron de hacer un verdadero vendaval de opiniones respecto al estado físico del capitán del equipo nacional. 

Pero Messi no estaba dispuesto a dejar intranquilos a los argentinos. Y con la misma decisión con la que encara defensores en ataque, lo hizo en la sala de pensa, en la previa a lo que será su debu en la quinta Copa del Mundo para la ‘Pulga’.

Las palabras del ‘10’ argentino no se hicieron esperar y ante la primera consulta fue con todo a brindar tranquilidad respecto a la condición a la que llega, previo al encuentro con Arabia Saudita de mañana: “Me siento muy bien físicamente. Creo que llego en un gran momento, tanto en lo personal como en lo físico”, sostuvo Messi. 

Además, hizo directa referencia a lo que fue sucediendo en los primeros días en Qatar, en lo que se lo pudo ver entrenado en una oportunidad, aparte del grupo: "Escuché que dijeron que entrené diferenciado. Fue por un golpe, nada raro", destacó el futbolista de París Saint-Germain.

No obstante, entendió la preocupación de los hinchas por el contexto que rodea a una Copa del Mundo que se disputa en un momento inédito de la temporada: "Es diferente el momento en el que nos toca el Mundial. Es a mitad de temporada. En otros Mundiales hay un tiempo de preparación, en éste no tuvimos prácticamente tiempo", recalcó un Messi que le dio tranquilidad a los hinchas que madrugarán mañana para verlo brillar con la ‘10’ en la espalda.