(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Lautaro Martínez fue la gran estrella de Racing en el último año y, sin dudas, la mejor aparición del fútbol argentino.

Con solo 20 años, la joya que la Academia vendió al Inter de Milán, llamó la atención tanto del fútbol local como de los gigantes del viejo continente.

Jorge Sampaoli lo siguió muy de cerca y es de su gusto futbolístico. Pero después de citarlo en en la última gira de la Selección y pensar bien la decisión, prefirió optar por la experiencia en la Copa del Mundo, dejándolo afuera de la lista de 23: "Me generó muchísima bronca no estar por cómo se dio todo, pero hay un entrenador que decide y sólo van 23. Ahora hay que apoyarlos y ser hinchas".

"Sirve para los futbolistas ver el Mundial porque podés aprender muchísimo. Veo muy bien a la Selección, me tocó estar dentro de la gira y vi cosas muy interesantes. Tengo muchísima fe de que van a defender al país como se debe y después tiene que ver un poco la suerte. Ojalá que la pelota pegue en el palo y entre porque estos chicos se merecen ganar algo con esta camiseta", afirmó el Toro en diálogo con Libero de TyC Sports.​

Mucho se habló de que al nuevo 10 del Inter le costó la adaptación en esa gira en la que tuvo minutos en la dura derrota 6-1 ante España, pero él no lo cree así: "Se dijo que no me adapté, que tenía pubialgia, que no había pasado a un defensor, que no hacía goles. Son comentarios a los que ya estoy acostumbrado y con los que hay que convivir. Trato de ponerme mis objetivos y lo que se hable de afuera me interesa muy poco".

"Me sentí normal en cuanto a mi juego. Sí noté diferencias en el campo de juego, en la calidad o fuerza de los pases que son cosas que en el fútbol argentino no estamos acostumbrados y allá es normal. Pero como ya he dicho, no me sentí menos que nadie", cerró.