(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Roberto Fabián Ayala, ex defensor central de la Selección Argentina y de amplia trayectoria, habló en exclusiva con Doble Amarilla a través de Instagram Live. Como hincha declarado del 'Millonario', el 'Ratón' no ahorró elogios para Marcelo Gallardo: "Quiero que se quede a vivir en River, pero está para un proceso de Selección".

"Claro que Gallardo está para un proceso de Selección y le va a llegar cuando quiera él, no me cabe duda. Marcelo tiene capacidad de sobra, lo ha demostrado. Una Selección es diferente a un equipo de fútbol, la planificación es diferente. No es lo mismo, no tenés los jugadores todas las semanas y todos los días, te tenés que adaptar. Pero es un tipo que trabaja y vive del fútbol, encontrará cómo hacer rendir a los futbolistas", sentenció Ayala.

Algunos de los ex compañeros de Gallardo manifestaron que, más allá de su carácter, no le vieron aptitudes de técnico durante su etapa como futbolista. Ayala mencionó algo similar, pero marcó que sí se le notaban características de líder y estratega: "No pensé que Marcelo podía ser técnico sinceramente. Pero repasando cómo es y cómo fue como profesional y cómo vivió el fútbol, de qué manera lo transmitía, evidentemente era claro que sí. Era de esos jugadores que tenían el partido en la cabeza, sabían los momentos de dificultad, cuándo acelerar y cuándo hacer una pausa. Hasta jugando al truco te dabas cuenta de que había estrategia; a veces éramos compañeros y otras adversarios y nunca sabías lo que tenía. Te dabas cuenta de que era un tipo que pensaba mucho", consideró.

Acto seguido, Ayala habló detalladamente del presente de la Selección, refiriéndose a la necesidad de valorar a la generación que llegó a tres finales y al peso del pasado en cada competencia que disputa la Argentina: "No es fácil estar siempre en la élite y esta generación lo estuvo. No les pasó lo de nosotros, que intentamos pasar de cuartos y nos costó tantísimo. No pasamos de cuartos. Esta generación llegó a dos finales consecutivas de Copa América y una del Mundo y no se le dio. Después podemos analizar los motivos, pero estuvieron ahí", manifestó.

En cuanto al peso de la historia, Ayala marcó que el hecho de que la Selección haya ganado dos copas del mundo la colocó en un lugar de exigencia que llega a ser exagerado: "Tengo un respeto muy grande a los que ganaron los Mundiales, pero no sé si nos hizo bien, porque ahora pretendemos cosas que parece que son fáciles. Mi generación tuvo un buen equipo, pero no lo conseguimos. Siempre tuvimos la exigencia de ganar sí o sí, a veces perseguir eso es una carga extra. A los jugadores hay que sacarles esa carga, ellos no juegan con el pasado, tienen que jugar porque disfrutan la camiseta y defenderla como si fuera su último partido", sentenció.

Por último, habló de la posibilidad de regresar a Ferrocarril Oeste, club donde inició su carrera como profesional y donde se desempeñó entre 1991 y 1993: "Veo lejano ser dirigente hoy por hoy, pero ¿por qué no? No lo descarto, pero lo dejaría en manos de gente que me dé tranquilidad, delegaría lo que tengo que delegar", marcó. Y concluyó: "En algún momento voy a volver, seguramente en algún cargo, pero no sé de qué. Presenté un proyecto y no prosperó, no pierdo la esperanza de estar aportando para que Ferro vuelva a primera, creo que el club lo merece".

 

Ortega: "A Ariel le dabas pelota y decidía, volvía loco al rival. Había enganches que los podía hacer sólo él. Hace un poco, repasábamos el Mundial de 1998 y prácticamente asumía el rol de encarador en ataque".

Mundial 2002: "Ninguna selección llegó en funcionamiento como la del 2002, pero después pasó lo que pasó. En un mundial, hay momentos donde la suerte los tenés que tener. A veces la balanza tira para tu lado y salís campeón del mundo, pasó en Italia y España, tuvieron eso en determinados momentos donde ligaron. En el partido con Suecia, no se ligó".

Marcelo Bielsa: "Bielsa no nos sacó las energías como se dijo, hizo todo lo que podía. Es muy claro, le tiene un gran respeto al futbolista y eso es de resaltar. Te mejoraba, sabía las condiciones que tenías y lo que podías llegar a dar y él trataba de que llegues a ese nivel, ya sea en un ejercicio o en una explicación. Creo que todos los futbolistas que pasaron por las manos de Bielsa se han llevado algo".

Messi: "Detiene pelotas de una manera que parece imposible. El chabón te deja la pelota dominada en el primer toque y a pocos centímetros de su pie, no he visto a nadie conducir tantas veces tocando la pelota tan cortita. Rescato que siempre quiso estar. Hace tiempo, Menotti dijo que la Selección es una invitación, no una obligación, vas por el prestigio".

La realidad de la Selección: "Tenemos buenos futbolistas, pero los resultados nos dicen que no estamos arriba de todo. Eso hay que asumirlo y hay que trabajar para llegar arriba. Ese es el reto que tenemos, ser una Selección TOP. No es tirarse abajo, es la realidad".