(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Mario Kempes fue uno de los jugadores más influyentes de la Selección Argentina campeona del Mundial de 1978. En la final, ante Holanda, convirtió dos goles para sellar una noche gloriosa. Sin embargo, el 'Matador' tenía una cuenta pendiente, que saldó 42 años después.

¿De qué se trata? Cuando Argentina se coronó como campeona del mundo, Kempes no pudo levantar la Copa. El cordobés viajó al museo de la FIFA en Zúrich y, en estos días, pudo cumplir con su materia pendiente. Pidió permiso para levantar el trofeo y lo retrató en una foto que le quedará por siempre.

"Llegó el día que después de 42 años finalmente pude tenerla en mis manos, cuando ganamos el Mundial no la pude tocar... Gracias al Museo FIFA por permitirme estar con ella un rato, la emoción, los latidos del corazón al acercarme a ella no se los puedo transmitir con palabras, volvieron a mi memoria todas las imágenes de aquella gran final donde nos coronamos campeones del Mundial 1978, los invito a mis compañeros y al público a visitar el museo, es indescriptible la emoción que se siente!!", escribió el 'Matador' en su cuenta de Instagram, leyenda que acompañó con varias fotos alusivas.

 

Mario Kempes on Instagram: “Llego el día que después de 42 años finalmente pude tenerla en mis manos , cuando ganamos el mundial no la pude tocar ,, gracias al…”