[De la redacción de DOBLE AMARILLA] El golpe al palo luego de fallar un gol y no poder convertir con la selección se transformó en una ovación inesperada para Gonzalo Higuaín, que luego el propio delantero de Juventus se encargó de rescatar en la zona mixta tras la goleada 4-0 ante Haití.

"Estoy contento por la selección y el cariño que me brindó la gente. Estoy muy agradecido a eso y a uno le hace bien que le reconozcan las cosas. Y la verdad que me sentí muy contento después de los aplausos... y la verdad que me emocioné", dijo un Pipita Higuaín con una sonrisa pese a no haber podido cumplir con su cuota gol.  

"Estas son cosas fundamentales que a uno lo llenan de energías. Yo no le doy importancia (a las críticas y a los memes) y siempre miro hacia adelante. No me arrepiento de nada pero sí sería hermoso coronarlo con esta Copa del Mundo. Vamos a guardar los goles para Rusia", completó el nueve de la selección.

 

Por su parte, Ángel Di María se refirió al acompañamiento que necesita el capitán y sentenció: "Estamos tranquilos. Sabemos que si a Messi no lo ayudamos, es lo mismo que nada. Estoy contento de despedirnos así, con la gente. Ahora, más unidos que nunca. El trabajo que estamos haciendo es muy bueno".

En tanto, el defensor Nicolás Otamendi añadió: ·Son pocos los partidos que tenemos de preparación y uno siempre quiere estar adentro de la cancha para ayudar. Lo importante es que tratamos de volcar en la cancha todo lo que entrenamos. Esperamos jugar de la mejor manera".