(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) François Omam-Biyik fue el autor del gol de la victoria de Camerún por 1-0 ante Argentina en el debut de la Albiceleste en el Mundial de Italia de 1990. En diálogo con Doble Amarilla, recordó el contexto del partido y contó qué significó convertir el gol.

"Jugar el partido de apertura de Copa del Mundo contra el mejor jugador del mundo, contra el mejor equipo del mundo, y ganarlo... No podíamos soñar más que eso", manifestó, el actual segundo entrenador de la Selección de Camerún, mano derecha del portugués Antonio Conceiçao.

La entrevista completa, a continuación:


- Doble Amarilla: ¿Qué significaba para ustedes el comienzo de Italia '90, enfrentar al campeón del mundo?
- François Omam-Biyik:
Jugar el primer partido contra Argentina fue algo grande para nosotros porque sabíamos que íbamos a enfrentar al equipo más fuerte del grupo, campeón del mundo con el mejor jugador del mundo. Teníamos mucha información sobre los jugadores y pusimos todo para que las cosas nos salgan bien. Eso nos ayudó para seguir con confianza.

- DA: Usted contaba que Camerún jugó el Mundial del '82 y no había perdido, ¿cree que esa victoria ante Argentina fue el salto de calidad para que después vengan las generaciones de jugadores que vinieron?
- FOB:
Sí, creo que un equipo que juega el partido de apertura de Copa del Mundo contra el mejor jugador del mundo, contra el mejor equipo del mundo, y ganarlo... No podíamos soñar más que eso. Eso nos dio mucha confianza para los siguientes partidos y nos ayudó para seguir adelante.

- DA: ¿Qué significaba para ustedes y qué sintieron cuando sabían que tenían que enfrentar a Argentina con Maradona del otro lado?
- FOB:
Para nosotros fue un honor que nos toque Argentina. Sabíamos que teníamos pocas chances de salir con la victoria, pero debíamos luchar, y si perdíamos, que sea por pocos goles.

- DA: ¿Por eso había que aprovechar las situaciones? Aquella corrida, definir por arriba del arquero, ¿qué recuerdo tiene?
- FOB:
Fue con mucha suerte porque el balón no llegaba con velocidad, había que tener mucha precisión y creo que al portero lo sorprendió el rebote antes de entrar. Fue mucha suerte el gol.

 

- DA: Después con el paso del tiempo, si lo piensa. le ganaron a uno de los finalistas...
- FOB:
Sí, le ganamos a uno de los finalistas, pero creo que si a ese partido lo jugamos diez veces, lo vamos a ganar nada más el 8/6/1990 porque ese equipo tenía jugadores de calidad más que nosotros. Les tocó un mal dia y nosotros aprovechamos.

- DA: ¿Había que proponer un partido duro, difícil, con un poco de juego físico para tratar de emparejar?
- FOB:
Nosotros sabíamos que si teníamos que jugar mano a mano no íbamos a tener el nivel por la calidad técnica colectiva que tenía Argentina. Entonces, había que usar lo que la ley del fútbol nos dejaba. Cada uno juega con sus posibilidades y a nosotros nos sacaron dos rojas pero terminamos ganando.

- DA: ¿Qué significa Maradona para usted y qué significaba en ese momento?
- FOB:
Para nosotros en 1990, Maradona era el mejor jugador del mundo. Un ejemplo para cuando uno quería jugar al fútbol, el querer ser como Maradona. Cuando lo tenés en frente tenés que tener la actitud de mentalidad grande para olvidar que es el mejor e ir a la lucha.