(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Este domingo es el día del cumpleaños de Lionel Messi, y como suele suceder de 2006 a la fecha, el astro lo celebrará en una concentración mundialista. Luego de varios días donde mucho se ha dicho del estado de ánimo del jugador, la visita de su familia podrá resultar clave para que el 10 vuelva a ser el de siempre.

El viaje de la esposa de Messi, Antonella, quien irá acompañada de los tres hijos del matrimonio, estaba programado desde antes del Mundial. La corta edad de Ciro, el más pequeño de los herederos del 10, resultó clave para que el círculo más íntimo de Messi decida viajar con el Mundial una vez ya empezado y no desde el principio, como pasó con la mayoría de las familias (Higuaín, que fue papá de su primera hija hace semanas, también tiene a sus seres más cercanos lejos de Bronnitsy).

La mujer de Messi estará presente en el pequeño festejo del cumpleaños del ídolo, que es justo a 48 horas del partido clave que definirá la clasificación de la Selección a la siguiente fase. La celebración se desarrollará en el propio predio donde vive y entrena el plantel. Luego del cumpleaños, la familia de Messi viajará a San Petersburgo. Según pudo saber DOBLE AMARILLA, es muy factible que Antonella viaje a la ciudad situada en el este de Rusia pero no vaya al estadio. Nuevamente, los tres meses de vida de Ciro atentan contra esa chance y la mamá del pequeño tendría decidido viajar a la ciudad donde se va a jugar el partido, pero quedarse en el hotel sin ir al estadio.

En la previa escribió un sentimental mensaje a su esposo en Instagram.