El año pasado a esta fecha, la selección Argentina se encontraba disputando un histórico Mundial. Si bien el equipo quedó afuera en fase de grupos, generó un quiebre, tanto para el país como a nivel mundial. No vamos a mencionar los efectos del torneo, pero sí se puede afirmar que fue bisagra para conocer a las futbolistas que defendieron la Albiceleste en Francia 2019.

Una de las figuras del Mundial fue Vanina Correa. La arquera fue protagonista en los partidos con varias atajadas, incluyendo el penal atajado a Parris, futbolista de Inglaterra. En ese partido, la Selección cayó por 1-0, pero Correa fue elegida como MVP. En diálogo con Doble Amarilla, contó qué pasó por su cabeza en ese partido y repasó el desempeño del grupo durante el certamen mundialista.

Además, comentó que les sorprendió la repercusión que tuvo el Mundial en el país y relató el hecho del aeropuerto. “Cuando llegamos al aeropuerto estaba repleto de gente esperándonos, más allá de no haber pasado de ronda, fue un momento único para nosotras”, comentó.

Por otro lado, realizó un balance sobre el primer torneo profesional de AFA, que fue suspendido por la pandemia de coronavirus. Habló de San Lorenzo, club en el cual se desempeña y contó cuál es el seguimiento y el diálogo que mantienen con la dirigencia y el cuerpo técnico. Destacó el subsidio que proporciona la Casa Madre del fútbol argentino.

La entrevista completa, a continuación:

 

- Doble Amarilla: ¿Cómo estás pasando esta cuarentena?
- Vanina Correa:
La verdad, se me hizo larguísimo, pero por suerte en Rosario empezaron a abrir un poco, así que ya la semana pasada empezamos a entrenar normal y empecé a salir un poco más. No está normal del todo, pero empezamos a entrenar normal, los gimnasios ya empezaron a abrir, tenemos canchas de fútbol 5 para entrenar, así que estamos un poquito mejor.

- DA: Volviendo de a poco después de un largo parate, entonces.
- VC:
La verdad que sí, se está haciendo un poco largo, nadie se esperaba que se hiciera tan largo y que pasemos tantos días en cuarentena. Como en Rosario no hay tantos contagios empezaron a tomar medidas y abrir negocios para que la gente pueda salir un poco más.

- DA: Estamos dentro de las fechas del Mundial 2019 y vos fuiste una de las figuras del torneo, ¿qué recordás de ese momento que estuvieron en Francia?
- VC:
Son momentos únicos, ya desde antes de ir al Mundial… Cómo lo vivíamos nosotras, en el grupo, en lo personal cada una, la ansiedad de llegar a Francia. Después, estando allá, hablando entre nosotras, el objetivo que nos poníamos era pasar de ronda. Viendo el grupo que teníamos sabíamos que iba a ser difícil, teníamos a Japón, Inglaterra y Escocia, pero el objetivo y lo que hablábamos era ese. Igual se pudo disfrutar volver a un Mundial, de jugar como lo hicimos, de dejar todo, de casi dar vuelta un resultado, de un 3-0 abajo terminarlo 3-3 para nosotras fue una experiencia única y linda.

- DA: ¿Cómo llegaste al Mundial, cómo fue tu preparación? 
- VC:
Fue todo lo que se inició de la Copa América, tuve un profe personal que estaba entrenando siempre conmigo, a Mauro en Selección, que la verdad que siempre tuvieron buena disposición para con nosotras. Después era entrenar, entrenar y entrenar para llegar físicamente bien. Yo venía de un parate largo, tenía que volver a empezar, preparar todo. La verdad que fue duro porque entrenaba en doble turno, a veces triple turno, pero creo que medianamente físicamente llegué bien.

- DA: ¿Qué te motivó a volver?
- VC:
Cuando dejé la Selección a fines de 2010 el corte fue en seco, abrupto. Vine a Rosario después de la Libertadores con Boca y no jugué más al fútbol y se me presentaba la oportunidad después de años dije ‘Bueno, intento mínimamente retirarme bien, tratando de clasificar a un Mundial’, creo que fue eso. El empuje de mi familia, que quería que lo haga, si bien no estaba muy convencida cuando me llamó Carlos (Borrello, DT de la Selección) en su momento, mi familia empujó un poquito para que vuelva, para que pueda retirarme bien y después se da de llegar casi a nivel al Mundial y dije ‘El retiro lo estiramos un poquito más’.

- DA: ¿Qué significó atajar ese penal ante Inglaterra? Si bien no se dio el resultado final del partido, quedó muy marcado y fuiste elegida como la figura del partido.
- VC:
Creo que el penal fue un envión anímico para nosotras por el esfuerzo que veníamos haciendo, por el aguante de las chicas, porque Inglaterra es potencia, físicamente se nos estaba haciendo duro y creo que un gol a esa altura para nosotras iba a ser un golpe. Pensaba en eso más que nada, en que no entre la pelota para poder seguir aguantando el resultado, hacer la resistencia que nos habíamos propuesto desde un inicio. Después nos hacen el gol en el segundo tiempo, pero sabíamos que eso se podía dar. Habíamos aguantado, Inglaterra corría como si nunca hubiese corrido, a nosotras nos empezaban a pesar las piernas, se sentía el cansancio, pero la verdad que dejamos todo en ese partido.

 

Pese a la derrota, Vanina fue elegida como MVP del partido ante Inglaterra
Pese a la derrota, Vanina fue elegida como MVP del partido ante Inglaterra

 

- DA: ¿Notaste cambios después del Mundial? Quiero decir, tuvo mucha repercusión en el país y fue bisagra para que se empiece a difundir más el fútbol femenino en Argentina.
- VC:
Sí, por ahí la gente no nos conocía quiénes éramos, qué hacíamos y cómo lo hacíamos. Después del Mundial vieron las ganas que teníamos nosotras, el empuje, el sacrificio que habíamos hecho y creo que el argentino siempre se identifica con eso. A nosotras nos dijeron eso, nos hicieron saber que se notó que dejamos todo, porque la verdad que hicimos un gran esfuerzo y creo que después de eso vino el cambio. La gente se interesó un poquito más en el femenino. En cuanto el torneo profesional acá también, va muchísima gente a ver los partidos, es televisado, cosa que antes no pasaba y entonces se puede seguir por la tele también.

- DA: ¿Notaron el apoyo de la gente?
- VC:
Estando en Francia se hacía difícil entender lo que estaba pasando. Estábamos lejos, metidas en el Mundial, recibíamos cantidades de mensajes de apoyo. La gente nos hacía sentir el apoyo, que miraban los partidos, que nos apoyaban más allá de los resultados, pero nos dimos cuenta de lo que se había generado una vez que llegamos a Argentina. Cuando llegamos al aeropuerto estaba repleto de gente esperándonos, más allá de no haber pasado de ronda, fue un momento único para nosotras.

- DA: Fue emocionante para ustedes, ¿no?
- VC:
Sí, porque no nos esperábamos ese recibimiento. Si bien sabíamos que se había generado algo lindo en el país, que la gente nos seguía y nos apoyaba, no nos imaginábamos un recibimiento como el que tuvimos. Salir en el aeropuerto y que la gente se te tire encima, para nosotras fue lindo. Fue lindo saber que pudimos llegarle y que estaban ahí esperándonos.

- DA: Lo que tiene el público que sigue el fútbol femenino es que es muy fiel…
- VC:
Sí, la verdad que es increíble porque la gente que se arrima al femenino lo banca, lo apoya, no critica. Siempre está ahí, y te das cuenta que está para levantarte el ánimo, porque a veces, en lo personal, vengo de años anteriores que me cansé de estar en la nada. Ahora ver que la gente que no tiene nada que ver conmigo, que solamente me ha visto en uno o dos partidos y el cariño que nos brindan es de apoyo y nos hacen saber que están ahí.

- DA: ¿Te queda algo pendiente con la Selección?
- VC:
Uno con la Selección siempre quiere ganar todo. Por el momento voy viviendo el día a día. Lamentablemente este año teníamos fechas FIFA, un montón de cosas para hacer y quedaron pendientes, pero por ahí pendiente… Me gustaría ganar una Copa América o llegar a una final del mundo. Pero sabemos la realidad que tenemos, que quizás nos lleve mucho tiempo más. Es algo mío y quizás quede pendiente.

- DA: Si bien quedó trunco por la pandemia, ¿qué balance podés hacer del primer torneo femenino profesional?
- VC:
El apoyo que brindó AFA en este torneo para nosotras fue de gran ayuda. Hay algunos clubes que quizás exigiéndoles contratos no lo iban a poder pagar. La bajada de línea de AFA con la ayuda para los clubes para que le puedan pagar a las jugadoras, quizás los clubes tendrían que darle un poquito más de importancia. En los partidos después se nota con la diferencia que hay con los clubes que terminaron primeros y los que salieron últimos. Pero creo que es una cuestión de darles espacio físico a las chicas para que puedan entrenar y acortar las diferencias entre los clubes grandes y chicos. Estamos en pleno crecimiento. Lo que se hizo ahora es un piso, creo que más abajo no vamos a ir y la idea es ir para arriba.

- DA: Todo proceso lleva su tiempo, y lo bueno es que la ayuda continúe porque les sirve a los clubes.
- VC:
Claro, es de apoyo para las chicas. También hay algunas que quedaron sin clubes, no sé cuál fue la cuestión de las chicas de Excursionistas, pero la verdad que dejarlas sin trabajo ahora no está bueno. AFA se va a hacer cargo de las chicas que quedaron sin contrato por cuestión de la pandemia y porque no pueden buscar otro club. 

- DA: ¿Cómo está tu situación actual, seguís en San Lorenzo?
- VC:
Yo estoy en San Lorenzo. Los contratos se vencían en junio, pero hablando con el club nos dieron la certeza y tenemos la seguridad de que vamos a renovar los contratos. La verdad que el club nos dio la tranquilidad a nosotras desde un inicio, cuando se pensó que AFA no iba a aportar más, los dirigentes se acercaron y nos dijeron que nos quedemos tranquilas, que el club no nos iba a dejar sin trabajo a mitad de torneo y en medio de una pandemia en donde se hace más difícil todo. San Lorenzo con nosotras se portó de diez, siempre pendientes y dándonos la seguridad de que vamos a continuar con los contratos.

- DA: ¿Tienen algún seguimiento por parte del club?
- VC:
Sí, el club en cuanto a dirigentes, siempre están atentos a las necesidades de las jugadoras, resolviendo las situaciones que se presentan. En cuanto al cuerpo técnico, también, hacemos los entrenamientos por ‘Zoom’. Entrenamos todas las semanas, así que estamos en contacto todos los días con cuerpo técnico y dirigentes.

 

 

- DA: ¿Qué es lo que más extrañas del día a día?
- VC:
Todo, porque uno tiene una rutina armada. Los entrenamientos que tenés programados, las salidas con amigas, el poder despejarte un poco. En Rosario tenemos unos parques muy lindos que nos acostumbramos a ir, a tomar mate, a caminar… Eso se siente hoy en día, se perdió y extrañas lo que compartías antes. Esperemos que esto se termine de la mejor manera. Sabemos que en Buenos Aires está un poquito complicado, pero esperemos que pase de la mejor manera.