(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) A menos de un mes del buen mundial realizado en Francia, la selección femenina se autosumergió en un barro que no la ayuda en su objetivo de seguir creciendo. Un grupo de jugadoras publicaron fuertes descargos y pidieron la cabeza del entrenador, Carlos Borrello, tras no ser convocadas a los Juegos Panamericanos.

Se trata de la capitana Estefanía Banini, Ruth Bravo, Florencia Bonsegundo y Belén Potassa, quienes utilizaron las redes sociales para expresar su enojo y disconformidad con el cuerpo técnico.

"El cuerpo técnico decidió dejarme afuera. Ellos quienes son los únicos que cobran, ellos que por tener diferencias han decidido darle un punto final a mi sueño de defender a la más linda! El motivo de esto es muy simple se habló con todo el equipo que viajo al mundial ya que pensamos que ellos no están a la altura de lo que pretendemos!”, posteó en redes Banini. Además, la ex capitana le apuntó a sus ex compañeros que sí fueron convocadas por no sumarse al reclamo: “Siento pena porque esperaba que todas lucharan de la misma manera pero entiendo que quizás les ganó el sentimiento tan lindo de defenderla, quizás, a veces, ¡para crecer hay que resignar”, escribió.

 

Estefania Banini on Instagram: “Ni descanso, ni lesiones, ni permisos de mi club!! Ganas sobran de estar en la selección! Desde los 5 años entrenando para defender la…”

En tanto, Florencia Bonsegundo, quien estaba en la lista preliminar para participar de los Juegos, asegura haberse bajado de la convocatoria definitiva por estar en desacuerdo con el cuerpo técnico. "El motivo de esta decisión tan difícil y dolorosa es por no compartir decisiones de ese cuerpo técnico. Quienes no están a la altura ni al nivel que una selección requiere, donde las jugadoras tuvimos que enfrentarnos no solo a potencias dentro de la cancha sino también a la falta de soluciones fuera de ella”, escribió la jugadora.

 

Flor Bonsegundo on Instagram: “Mientras 18 compañeras arman la valija para los juegos Panamericanos, yo decido quitarme de esa lista. El motivo de esta decisión tan…”

Ruth Bravo y Belén Potassa, por otra parte, coincidieron en postear que "todas coincidíamos era en que el cuerpo técnico no estaba a la altura de lo que pretendemos". "Ellos que por tener diferencias de pensamiento han decidido dejarme afuera de la posibilidad de defender a mis amados colores", aseveró Bravo. "Queremos personas capacitadas con experiencia suficiente para aprender de ellos y no sacando a referentes del camino..", agregó Potassa.

 

Ruth Bravo on Instagram: “Ni descanso ni lesiones ni permiso de mi club, ganas sobran de estar en la selección! Desde chiquita entrenando y luchando para estar..…”

 

Belen Potassa on Instagram: “Jamás pensé que este momento llegaría.. triste por no poder defender a mi país en una competencia más.. Ni por descanso, ni lesiones, ni…”

 

Lo cierto es que, por el momento, ninguna de las convocadas decidió apoyar el reclamo de estas jugadoras. Doble Amarilla intentó comunicarse con varias de ellas y, por el momento, no tuvo respuesta. 

El conflicto llega justo en un momento en el que el fútbol femenino empieza a tener de verdad un apoyo real desde todo el arco de este deporte con la profesionalización parcial de su liga y tras un Mundial en el que el conjunto nacional pudo realizar una preparación como nunca antes. 

El velado pedido de la cabeza del entrenador hecho por estas jugadoras suma a la Selección en un clima complejo y pone en riesgo el plafón de crecimiento que significaba su buena actuación en Francia.

Según pudo saber Doble Amarilla, más allá del reclamo, no está en la cabeza de los dirigentes de AFA hacer modificaciones en el cuerpo técnico. Lejos de eso, Tapia visitó a las jugadoras y al cuerpo técnico Carlos Borrello en las últimas horas. Próximamente, el DT será ratificado.

 

AFA on Twitter