(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Aldana Cometti sintió el rigor del debut Mundialista, nadie puede negarlo. La defensora del Sevilla se llevó un souvenir del debut en París: un codazo de la nipona Sugasawa que obligó a que deba pasar por el dentista en las horas posteriores al festejado empate. 

Claro, el codazo le hizo volar parte de un diente a la argentina que, antes que enfocarse en Inglaterra, debió agendarse un turno con el dentista de urgencia para arreglar la falta de la pieza dental.

 

Hace unas horas puso en su cuenta de Twitter una foto con el epígrafe "Estamos yendo", con relación al viaje de la Selección rumbo a Le Havre, dónde disputará el segundo partido del torneo.

En la foto se la ve sonriente y junto a ella, dos compañeras que también sonríen y le señalan el diente. Clave recuperar la dentadura, porque ante Inglaterra será un duelo en el que habrá que enseñar los dientes.