(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Lionel Scaloni habló de qué equipo y qué idea tendrá la Selección Argentina para jugar ante Bolivia en La Paz. El DT, eso sí, evitó confirmar la formación albiceleste: "Vamos a esperar a la tarde, tenemos algunos jugadores con molestias, otros con problemas gástricos...han sido unos días difíciles después de Ecuador. Vamos esperar a la tarde para ver si podemos confirmar el equipo. No habrá muchos cambios en relación al partido con Ecuador, pero seguramente alguno haya", expresó.

Ante la consulta de Doble Amarilla, sobre si el sistema de juego de la albiceleste cambiaría en algo con el hecho que la escuadra de Farías ponga dos delanteros, el DT indicó: "En cuanto a la manera que van a jugar ellos, nosotros no modificaremos nuestra manera de jugar por la de ellos. Tenemos nuestra estructura planteada para el partido de mañana y no se va a modificar por la de ellos", advirtió. 

 

"Jugar acá no tiene nada que ver con jugar en el llano. Pero tomaremos nuestros recaudos, tenemos que jugar de alguna manera que a lo mejor no veníamos haciendo y sorprender al rival”, expresó Scaloni.

"Uno se acuerda y puede tomar muchos ejemplos. Tácticamente era muy diferente a lo que vamos a hacer mañana. Eran jugadores de técnica y que tenían patas y corrían por la banda. Al final ganamos, pero fue un partido muy difícil, como son todos los partidos acá en la Altura. Hemos hablado con gente que tiene conocimiento de la Altura y no hay una fórmula. Hay que estar al menos más de 20 días entrenando para intentar tener una condición física igual o mejor a la de ellos", explicó el técnico.

"Me sorprendí porque no vi ninguna polémica. Es un puesto dónde hay muchos jugadores que son posibles titulares, como los hay en todas las posiciones. Nosotros decidimos por Franco y estamos contentos con él y su partido", dijo sobre el puesto del arquero. 

"Los centrocampistas son todos de buen pie, juegan bien con la pelota, la modificación puede estar un poco más en la parte ofensiva. El plan de partido es intentar tener la pelota y cuando podamos ser punzantes, intentar que un robo sea un ataque rápido, que sea muy preciso. El plan lo tenemos. Queremos hacer un buen partido. Es una dificultad máxima", indicó en otro tramo de la conferencia virtual el DT.

Scaloni priorizó conocer el comportamiento de la pelota: "Nosotros preparamos el partido de una manera que pensamos que nos puede dar resultado. Tenemos una idea, una idea clara y se la transmitimos a los jugadores. Intentaremos darle los últimos toques, entrenando en la altura y viendo el bendito viaje de la pelota, que es lo más importante: como pica, cómo viene, buscaremos una referencia en ese sentido". 

"Psicológicamente no hablamos nada. Hicimos una buena charla, en la cual resaltamos que la dificultad es máxima. Jugamos con una Selección que acá es de las mejores del Mundo, acá pierde poquísimo. Eso nos tiene que sacar a la cancha mucho más concentrados. Los ataques se tienen que terminar, no es un partido para ida y vuelta", diagnosticó. 

"Con uno de los que he hablado es con Miguel Ángel Portugal, que fue entrenador mío y que dirigió en Bolivia. Ellos están más preparados que nosotros, han tenido 20 y pico días de preparación en la altura, se han podido entrenar 25 días acá y eso es un handicap a favor. Algunos de nuestros jugadores jugaron, otros son su primera vez. Esto no deja de ser un partido de fútbol, con una pelota de por medio", resumió el DT sobre las chances de Argentina. 

"Ellos de local van a salir a atacar, a su entrenador le gusta el fútbol ofensivo, no tendrá nada que ver con el partido de Brasil. Será un partido complicado", especuló Scaloni, que además resaltó que al haber cinco variantes puede ser bueno o malo, según el resultado: "En principio en estas condiciones es mejor tener la chance de ir cambiando".

"Nosotros queremos llevar un resultado positivo para la Argentina, eso es lo que buscaremos. Creemos que podremos", cerró el DT, que incluso, habló sobre si empatar era negocio para el elenco que dirige: "Es una pregunta que es difícil, porque si después el resultado no va en relación a lo que uno hizo, te quedás son malas sensaciones. Todo lo que sea sumar siempre está bien en este campo, pero no nos conformamos con eso. Podemos plantar cara, hacer las cosas bien. Habrá que esperar hasta el final para hacer las cuentas y ver lo que pasó".