(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Néstor Pitana se encuentra a la espera. Luego de algunas correctas actuaciones en el Mundial de Rusia, el árbitro se ilusiona con dirigir la final. Definidos los choques de semifinales, resulta que el referí solo estuvo a cargo en partidos que involucraron a Francia (ante Uruguay) y Croacia (frente a Dinamarca), dos posibles finalistas. Utilizando los antecedentes de referees que comandaron finales en mundiales anteriores, te presentamos las posibilidades concretas del árbitro argentino.

 

 

De 1998 a 2006, ninguno de los árbitros dirigió a los equipos que llegaron a la final: Said Belqola estuvo a cargo en el triunfo de Francia por 3-0 ante Brasil, Pierluigi Colina en el 2-0 de la 'Canarinha' ante Alemania y el argentino Horacio Elizondo comandó el choque definitorio entre Italia y Francia, que terminó con victoria azzurra en los penales tras el 1-1 en tiempo reglamentario.

No obstante, los antecedentes más cercanos ilusionan al argentino: el inglés Howard Webb dirigió la final entre Holanda y España (0-1) en Sudáfrica 2010 y previamente había arbitrado a la 'Roja' ante Suiza (1-0), en Fase de Grupos. Cuatro años más tarde, el italiano Nicola Rizzoli comandó el partido entre Argenitna y Alemania y antes había dirigido a la 'Albiceleste' de Alejandro Sabella ante Nigeria (3-2) en Primera Ronda y contra Bélgica en Cuartos de Final (1-0).

Por tanto, utilizando el pasado como referencia, si Francia y Croacia juegan la final, Pitana tiene pocas chances. Es más, sería algo histórico; en los últimos cinco mundiales, nunca el referí del choque definitorio dirigió a los dos equipos finalistas previamente. Por el contrario, en caso de que Bélgica e Inglaterra se crucen el 15 de julio en Luzhniki, el árbitro argentino posee muchas chances porque, históricamente, el referí de la final no había dirigido nunca a los dos equipos finalistas.

En caso de que Francia e Inglaterra o Bélgica y Croacia se choquen en el partido final del Mundial, las chances del referí son medias, sabiendo que en ambos casos dirigió a solamente uno de los finalistas, coincidiendo con los casos del 2010 y 2014. Por lo pronto, a esperar el desenlace de las semifinales...