(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) El mundo de Mohamed Salah se había derrumbado en una fracción de segundo. La noche de Kiev, que prometía un choque memorable entre Real Madrid y Liverpool, se había hecho demasiado oscura para el egipcio. En esos minutos fatídicos que pasaron entre el forcejeo con Sergio Ramos y su salida de la final en medio de un inconsolable llanto, todo parecía perdido en el horizonte del delantero; se hablaba de una lesión en el hombro que lo marginaría por varios meses de las canchas, dejándolo sin posibilidades de cumplir uno de los sueños de su vida: jugar el Mundial con Egipto. Incluso se llegó a pensar que no lograría iniciar la próxima temporada con su equipo inglés. Afortunadamente, las cosas fueron tomando color con el correr de las horas y, hoy por hoy, es probable que el delantero pueda llegar a la Copa del Mundo de Rusia.

 

 

Así lo han informado médicos de la Federación de Egipto e, incluso, autoridades de calibre como el propio Ministro de Deportes egipcio, quien señaló que solo se requerirían dos semanas de recuperación y que, tras ponerse en forma, el artillero se sumará a la concentración de Egipto en Italia para viajar luego a Rusia. Según señaló Christian Martin, periodista de 'Fox Sports', el delantero se pondrá a punto en Inglaterra y luego se pondrá a las órdenes de Héctor Cúper, quien lo incluirá en la lista de 23. ¿Podrá estar para el debut ante Uruguay, el próximo 15 de junio?