(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Robert Pirès, histórico volante de la Selección de Francia, miembro de la generación dorada que levantó la Copa del Mundo 1998, las Copas Confederaciones de 2001 y 2003 y la Eurocopa del 2000, habló en exclusiva con DOBLE AMARILLA antes del histórico encuentro que cruzará a Francia y Argentina en Octavos de Final del Mundial, este sábado. Además de analizar todo lo referido a la Copa y el desempeño de los equipos en fase de grupos, diferenció a los galos y albicelestes y marcó a sus candidatos de cara a lo que viene. Repasá la entrevista completa, a continuación.

 

DOBLE AMARILLA: ¿Qué evaluación hace de la primera ronda? ¿Fue realmente una de las más sorpresivas de la historia o este nivel de competencia es normal en un Mundial?

ROBERT PIRES: ''Creo que la gente está sorprendida porque vemos cosas que antes no veíamos. El fútbol está cambiando y los jugadores están a tope físicamente y poseen gran técnica. Creo que lo más complicado ahora es para los grandes equipos, es difícil ganar los partidos. Cerramos la Primera Ronda y hay equipos que se van a casa y han jugado muy bien al fútbol, como Perú e Irán. El fútbol está cambiando''.

DA: El Mundial arrancó de manera dura con Alemania, parecía que se encaminaba tras ganarle a Suecia. Hablamos de una selección que tiene un proyecto hace 16 años y fue el equipo que más veces remató al arco en la Primera Ronda... ¿a qué razón le atribuye la eliminación?

RP: ''Si hablamos de Alemania, hablamos de una maldición para el campeón de la Copa del Mundo. A nosotros nos pasó en 2002, a los italianos en 2010, a España en 2014 y ahora a los alemanes en 2018. Yo creo que, cuando ya ganaste la copa, reaccionar de vuelta y pensar en volver a ganarla es muy complicado. El ejemplo de Corea del Sur ganándole a Alemania es ideal para mostrar que el fútbol está cambiando y que los equipos ''más pequeños'' han crecido, por eso sostengo que a los grandes se les dificulta más que antes''.

DA: Respecto a Francia, ¿qué análisis hace de la selección? ¿Ve algún punto de contacto entre aquella generación dorada de finales de los años 90' y esta que emerge ahora?

RP: ''Salimos de la primera ronda ganando dos partidos y empatando otro, pero en Francia sabemos que no hicimos buenos encuentros, nos falta algo. Tenemos una selección muy joven. Eso tiene una parte buena y otra negativa, porque nos falta esa mezcla de juventud y experiencia. Creo que acá radica la diferencia entre Francia y Argentina: ustedes tienen jugadores jóvenes y otros que disputaron mundiales y nosotros no tenemos a casi nadie. Por eso sabemos que el partido del sábado va a ser muy complicado''.

DA: ¿Qué opinión le merece el trabajo de Didier Deschamps? En 2016, llegó a la final de la
Eurocopa... ¿observa alguna mejora con respecto a ese rendimiento?

RP: ''Creo que el trabajo de Deschamps es bueno. Hace dos años, pudimos llegar a la final de la Eurocopa y perdimos contra Portugal en casa. Hoy estamos en el mismo camino, no han cambiado demasiadas cosas en este tiempo. Para mí, Francia es uno de los favoritos a ganar el Mundial. Pero eso lo digo yo, los jugadores tienen que demostrar en el campo''.

DA: ¿Qué análisis hace de Argentina? ¿Qué cree de Lionel Messi? ¿Puede cambiar la
valoración que se tiene sobre el jugador si gana o no gana el Mundial?

RP: ''Si uno es periodista, aficionado o jugador argentino, tiene que saber que cada uno va a sufrir de manera diferente, pero todos vamos a sufrir en el Mundial. Yo he leído y visto muchas cosas de la prensa argentina, sobre todo después de la derrota contra Croacia. Hasta la final hay que luchar y apoyar a los jugadores. Si hay una eliminatoria, ahí se puede hablar. Yo siempre digo lo mismo con la prensa francesa, tienen que esperar. Matar a los jugadores antes o durante el partido no es justo. Si quieren matar a los jugadores, que al menos esperen a que se vayan a casa. Durante el Mundial, lo más importante es apoyar a los jugadores, tanto prensa como aficionados. Pero yo sé que en Argentina es complicado este tema, también por el gran equipo que tiene. A veces en la cancha, llamarse Messi no alcanza. Pero cuando la cosa va, como cuando marcó el gol ante Nigeria, hay que disfrutarlo. Messi, Di María, el Kun, Higuaín... son todos muy buenos. Van a ser un gran peligro para mi Selección, eso lo sé''.

DA: ¿Cuáles serían tus tres grandes candidatos a ganar el Mundial? ¿Qué equipo te sorprendió más hasta ahora?

RP: ''Los favoritos son España, Brasil y Francia. Lo que pase el sábado va a ser importante. Creo que uno de los equipos grandes lo va a ganar. Cuál no lo sé, pero uno lo hará seguro. Colombia me gusta mucho, juegan muy bien. Están siempre intentando y atacando para tratar de ganar el partido, es el fútbol que me gusta. Perú también dejó una buena impresión, nos enfrentamos a ellos y ganamos 1-0 pero sufrimos mucho porque son un gran equipo con enormes jugadores, nos complicó mucho. Los equipos sudamericanos tienen esa manera de jugar que me gusta''.