(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) El fútbol es un deporte donde la lógica no siempre gana. Por eso es el más hermoso del mundo. Rusia 2018 nos ha entregado varios momentos de esos, pero sin duda que la eliminación de Alemania fue el más importante.

El último campeón del mundo llegaba como candidato en el Grupo F que compartía junto a Suecia, México y Corea del Sur. Y no solo que no clasificó a octavos de final, sino que también terminó como último de la zona.

Uno de los datos que más sorprende, es que el conjunto dirigido por Jürgen Klopp fue el que más veces remató a lo largo de la fase de grupos con un total de 57, seguido por Brasil (51), Bélgica (48), México (41), España (40) y Uruguay (40).

De esos 57 disparos, 16 fueron en la primera mitad y 41 en la segunda, demostrando la desesperación por ir a buscar el resultado sobre el final.

La efectividad fue la más pobre con 3.5% por marcar solo dos goles. En total, los remates se dirigieron 30 hacia al arco, 2 en los palos y 23 afuera.

En la derrota del debut 1-0 frente a México, los germanos tuvieron 17. Ante Suecia donde ganaron 2-1 en la última jugada del partido por un tiro libre perfecto de Toni Kroos, 14. Y en la última fecha que culminó un catastrófico desenlace con la derrota 2-0 con Corea del Sur, 26.

Otros datos estadísticos que sorprenden del paso del Campeón del Mundo actual por Rusia es que es el segundo equipo que más pases dio: es decir, la pelota siempre fue de Alemania. El elenco de Joachim Löw entregó 2004 pases, de los cuales acertó 1763 (un 88% de efectividad).

 

Top 10 de equipos con más pases en Rusia (DataFactory)
Top 10 de equipos con más pases en Rusia (DataFactory)

 

Toni Kroos fue su jugador más influyente en esta Copa del Mundo, y no sólo por el agónico gol a Suecia. El volante del Real Madrid fue quién más pases dio en el torneo: 318, de los cuales sólo erró 13. 

 

¿Y si Alemania pasó tanto la pelota porque no pudo torcer su destino en Rusia? Es que no fue tan así. De la misma manera que Kroos fue extremadamente efectivo, la Mannschaft metió tres jugadores en el top ten de peores pasadores del Mundial, un ránking en el que llamativamente, también está Lionel Messi con 28 pases malhabidos. ¿Quienes son los alemanes? Joshua Kimmich, quién lidera con 47 yerros, Thomas Müeller está segundo, con 29. Y también aparece Jeróme Boateng, con 25 errores. Además, Boateng lidera el ránking de tarjetas: recibió tres, dos amarillas y una roja.