(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Durante el tiempo reglamentario del sufrido choque de Octavos de Final ante Dinamarca, a cinco minutos del final, Luka Modric malogró un penal ante Kasper Schmeichel, arquero de impecable actuación. En la tanda de penas máximas, el volante croata, una de las figuras del Mundial, tuvo revancha y logró convertir. Pero la falta errada durante el transcurso del encuentro lo marcó, a tal punto que realizó una promesa de cara al futuro: no mirar más videos antes de los partidos.

 

''Estuve estudiando toda la mañana cómo hacerle uno a Schmeichel. Estaba seguro de tirarlo porque vi el video en el que explicaba cómo defiende Kasper los penales... y luego fallé de esa manera. Estoy seguro de que no lo haré más, no miraré más videos antes de un partido'', confesó el volante.

Croacia jugará los Cuartos de Final por segunda vez en su historia ante el anfitrión Rusia, el próximo sábado desde las 15 horas en el Estadio Fisht de Sochi. ¿El sueño? Volver a semifinales, como aquel verano de 1998 en Francia...