(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) El Kazán Arena se transformó en el reducto de las pesadillas para las selecciones gigantes. Y centro de los sueños cumplidos para todos aquellos que llegaban con alguna desventaja. Con la derrota de Brasil ante Bélgica, son tres los campeones mundiales que no solamente perdieron sino que quedaron eliminados en dicha cancha.

 

 


Alemania ante Corea del Sur en Primera Ronda, Argentina contra Francia por Octavos de Final y ahora los de Tité frente a los manejados por el español Roberto Martínez fueron los conjuntos que terminaron eliminados en el ya mítico estadio ruso. Tres vigentes campeones, once títulos mundiales, sin posibilidades de obtener uno nuevo. De esta forma, seguirá habiendo Europa para los europeos: de Bélgica, Francia, Inglaterra, Suecia, Croacia y Rusia saldrá el campeón.

Afortunadamente para los cuadros que restan en la competencia, el Kazán Arena no volverá a ser utilizado durante el corriente Mundial de Rusia. Pero el mote está y el recuerdo, perdurará.