(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Antoine Griezmann vive uno de los mejores días de su vida. Además de levantar la Copa del Mundo, el delantero de Francia se llevó la Bota de Plata, el Balón de Bronce y fue galardonado con el Premio a MVP (Most Valuable Player o Jugador Más Valioso), por su actuación en la final ante Croacia. De paso, en la conferencia de prensa que tuvo lugar tras la final, el artillero expuso su amor por Uruguay con un increíble gesto: frente a las varias cámaras acomodadas en la sala, gritó 'Uruguay nomá' y se arropó con la bandera del país rioplatense, obsequiada por un periodista.

 

Javier de León, reportero charrúa, dirigió la voz al francés para indicarle que tenía algo para regalar: una enorme bandera de Uruguay. Lejos de evitar la donación, el ahora campeón del mundo se levantó de la silla y fue a recibir el telón con el cual se envolvió a sí mismo y dio el resto de la conferencia de prensa. Tremendo.