(De la redacción de DOBLE AMARILLA) El verdugo de la Argentina no detuvo su marcha y está en Moscú. La Francia de Didier Deschamps, Kylian Mbappé, Antoine Griezmann, N'Golo Kanté y más ya se aseguró un lugar en Luzhnikí. Eliminó a la talentosa Bélgica de "Bob" Martínez, que jamás supo reponerse del tempranero gol del defensor del Barcelona, Samuel Umtiti.

A los 5' de la segunda mitad se rompió el partido en San Petesburgo. La desventaja paró el vértigo del primer tiempo y evidenció los errores de Martínez en el plan de cómo jugarle al sólido elenco de Deschamps. Los ingresos de Dries Mertenes y Yannick Carrasco-Ferreira se antojaron tardíos ante el partido que estaba ocurriendo en cancha.

La Selección de Francia, que ganó el grupo C, en octavos echó a la Argentina de Jorge Sampaoli, en cuartos dio cuenta del aguerrido Uruguay de Oscar Tábarez y en semis se cargó a la Bélgica de Martínez. Todos los partidos los abrió por intermedio de la pelota parada o de penal. Luego, con la ventaja a su favor, supo cómo capitalizarla a su favor.

El dato más llamativo, sin dudas, es que la Selección Argentina de Jorge Sampaoli es la que, parece, más fuerza le hizo. Al menos en los papeles, le marcó 3 de los 4 goles que recibió en esta Copa del Mundo. Pero el resultado es un espejismo: Francia controló las acciones en Kazán de principio a fin, como lo hizo en Nizhní ante Uruguay y hoy en San Petesburgo, ante la Bélgica de Martínez.

Espera rival, que saldrá del choque entre Croacia e Inglaterra de este miércoles. Les Bleus meten su tercera final, en 20 años. Es decir, de los últimos seis mundiales, en tres, arribó a la final: Francia 1998, Alemania 2006 y Rusia 2018. 

GOLEADORES