(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Rusia 2018 será recordado como el Mundial de la tecnología. La implementación del VAR resultó determinante a la hora de definir varias situaciones dudosas para los árbitros.

Justamente, Francia fue el equipo más beneficiado con el uso del mismo con tres jugadas en dos partidos: el inaugural y la final.

En el primer encuentro ante Australia, el árbitro Andrés Cunha debutó con la implementación del VAR en la competición para cobrar un penal al conjunto francés que Antoine Griezmann cambió por gol, luego de una falta sobre él mismo.

Ya en la segunda mitad, el defensor australiano Aziz Behich convirtió un tanto en contra para darle la victoria a los galos, en una acción que fue convalidada por el sistema de asistencia en la línea.

 

 

 

En el camino hasta la final, no tuvieron que implementar el uso de la tecnología a su favor. Pero el último domingo en la definición ante Croacia, Néstor Pitana cobró un penal por una mano de Perisic en el área que, otra vez, Antoine Griezmann cambió por gol. Además, se omitió un offside de Pogba en el tanto de Mandzukic, que pudo haber sido determinante en el desarrollo del juego.