(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) La alegría en Francia es plena. Ayer durante la tarde bajo el cielo de Moscú, los dirigidos por Didier Deschamps lograron alzar el segundo título de la historia de país, veinte años después del anterior. La celebración arrancó ayer en diversos puntos del país y no se detiene. Los reconocimientos, tampoco. En París, capital de la nación campeona, eligieron una manera particular de homenajear: cambiaron el nombre de las estaciones de subte, las cuales fueron rebautizadas haciendo alusión al campeón.

 

La medida fue impulsada por la Red de Transporte Público (RATP) en la mañana de este lunes e incluyó la modificación del nombre de seis estaciones del subterráneo parisino. Champs Elysées-Clemencéau cambió su nombre a Deschamps Elysées-Clemencéau. También cambió el nombre de Notre-Dame des Champs, que pasó a ser Notre Didier Deschamps, haciendo referencia al director técnico que logró una histórica marca: levantar la Copa como jugador y entrenador, ingresando al selecto grupo que componían Franz Beckenbauer y Mario Zagallo.

Los homenajes siguieron en Charles de Gáulle-Étoile, que pasó a llamarse On a 2 Étoiles (''Tenemos dos estrellas''), en la estación Víctor Hugo, a la que se le agregó el vocablo Lloris por el arquero francés y en Avron y Bercy, que pasaron a ser Nous Avron Gagné (''Hemos ganado'') y Bercy les Bleus (evocando al ''Merci'' o ''gracias'' francés) respectivamente.