(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) La selección uruguaya se clasificó hoy para los cuartos de final del Mundial al vencer 2-1 a Portugal gracias a dos maravillas de Edinson Cavani, el indicutible protagonista de un duelo oscuro para Cristiano Ronaldo.

El equipo de Óscar Tabárez apeló al talento de sus delanteros y a la sufriente disciplina colectiva para pasar de ronda, donde le espera Francia. A cambio, Cristiano Ronaldo abandonó Rusia el mismo día que Lionel Messi. Y como el argentino, lo hizo casi en silencio, sin apenas muestras de rebelión contra la derrota.

El partido salió bueno, bastante mejor de lo que los agoreros pronosticaban. A ello contribuyó sin duda el tempranero gol de Uruguay, que obligó a Portugal a cambiar su plan e intentar asumir el mando del encuentro. Justo lo que no quería.