(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Rusia 2018 ha sido denominado como el mundial más politizado de la historia. A pesar de que se pueda evitar algún tipo de valoración sobre esa apreciación, no hay dudas de que la política está jugando un papel importante, tanto en el plano nacional como internacional. Feroz fue la previa en tierras europeas: el envenamiento de Serguéi Skripal, ex espía ruso en Londres, provocó que los líderes políticos de Inglaterra decidieran no viajar al país anfitrión. No obstante, según comunica 'Reuters', hay posibilidades de que modifiquen su decisión para apoyar a su Selección en el choque ante Colombia, que se jugará este martes.

Alexei Sorokin, Presidente del Comité Organizador en Rusia, sostuvo que los dirigentes serán bienvenidos en caso de que decidan asistir: ''Como lo hemos demostrado al mundo, damos la bienvenida a cualquier aficionado de cualquier país. El ambiente es verdaderamente hospitalario y cordial en todos los estadios. Serán bienvenidos como cualquier hincha''comentó.

''Dijimos repetidamente al mundo que estamos desconcertados con las decisiones de algunos políticos de no visitar el país y ver la Copa del Mundo para apoyar a sus equipos. Siempre son bienvenidos'', concluyó el dirigente.

Críticos del mandatario ruso Vladimir Putin lo acusan de utilizar el Mundial como una estrategia para desafiar las sanciones impuestos por Occidente debido a la anexión de Crimea. No obstante, varios ministros y líderes políticos de diversas partes se han reunido con el Presidente o miembros de su gabinete. ¿Los ingleses serán los próximos?

 

(Foto: Reuters)