Culminó la reunión de los 26 clubes de la Liga Profesional del Fútbol (LPF) en el Hotel Hilton, luego de varios meses de no presencialidad por la pandemia del coronavirus. Según pudo averiguar Doble Amarilla, se dio luz verde para conformar mesas de trabajo y avanzar por la vuelta al público en los estadios.

Tras mucho tiempo de zoom y virtualidad, finalmente los dirigentes de la Liga se vieron las caras. Es una primera reunión de camaradería que sirvió para retomar temas abiertos y para darle la bienvenida a David Garzón, flamante presidente de Huracán. También fue la primera reunión formal (más allá del sorteo) con la participación de Platense y Sarmiento. La idea es que estas reuniones se repitan con una periodicidad establecida, algo que se hacía en la extinguida Superliga en la era pre pandemia.

Participaron River (Villarroel), Racing (Chiodini), Independiente (Maldonado), San Lorenzo (Tinelli y Rosales), Argentinos (Malaspina), Arsenal (Sarfson), Lanús (Arboleya), Banfield (Spinosa), Estudiantes (Caiella), Gimnasia (Pellegrino), Vélez (Rapisarda), Newell's (D'Amico), Rosario Central (Di Pollina), Aldosivi (Moscuzza hijo), Huracán (Garzón), Lenci (Patronato), Central Córdoba (Alfano), Godoy Cruz (Mansur), Sarmiento (Chiófalo), Unión (Zin), Platense y Talleres. Por su parte, se ausentaron con previo aviso Defensa y Justicia, Colón, Atlético Tucumán y Boca.

Como adelantó Doble Amarilla en la previa, más allá de la camaradería y el reencuentro, los dirigentes se juntaron para empezar a delinear el pedido por la vuelta al público en los estadios de fútbol. La intención es conformar mesas de trabajo y que se logren criterios comunes para unificar un protocolo, similar a como se hizo para la vuelta al fútbol el año pasado.

Esta idea también se viene trabajando desde la propia AFA. Incluso el propio presidente, Claudio Tapia, mantuvo reuniones con sectores de la política, principalmente en la Ciudad de Buenos Aires. Pese a esto, tanto CABA como Provincia, descartaron que pueda darse el regreso del público en el primer semestre. La coincidencia de los argumentos es que recién en junio podría analizarse esta posibilidad, siempre y cuando avance el plan de vacunación.

No hay fecha de confirmación por la vuelta, pero la gran mayoría coincide en que esta vuelta es necesaria. La expectativa también está en el avance de la campaña de vacunación, aunque coinciden que "decir cualquier palabra ahora está de más".

Malaspina, a la salida del a reunión, dialogó con Doble Amarilla y los medios y dijo: "Hay un lineamiento de mantener el respeto a las políticas del ministerio de Salud del Gobierno. Venimos desarrollando un ejercicio de los protocolos junto con la comisión médica que es más que aceptable. No se suspendió ningún partido y ese trabajo fue en conjunto con el Gobierno Nacional. La vuelta es muy esperada, pero seguiremos trabajando con las mismas políticas sanitarias".

Sobre la necesidad de los clubes por esta vuelta, Malaspina agregó que "las necesidades son muy heterogéneas", pero que "los clubes grandes y tienen muchos abonos vendidos han perdido un ingreso importantísimo". "Sabemos que está la problemática, y todos sabemos que también hay un contexto de pandemia, por eso tenemos que trabajar con mucho respeto y cuidando las palabras", precisó.

doble amarilla on Twitter

Algunos dirigentes consideran que con estrictos protocolos (más que los actuales para disputar los partidos) y voluntad política, podría darse este retorno controlado. Sin embargo, hay otros dirigentes que no ven factible el regreso del público. También está la realidad epidemiológica de cada provincia que hace que, quizás, los aforos no sean los mismos según cada distrito.

"La prueba va a ser tener todo instrumentado para que cuando haya público no haya contagiados. Si nos adelantamos a tener gente y hay contagiados, de nada habrá servido la prueba", agregó el presidente del Bicho.