(Desde Moscú, Rusia) El 68º Congreso de la FIFA, que se está realizando esta mañana en el Expocentre de la capital rusa, cuenta con la presencia de 210 de sus 211 miembros (sólo está ausente Ghana) para tomar las decisiones más importantes de cara al futuro del fútbol.

 

La votación para elegir la sede del Mundial 2026 será reservada para el punto 13 del orden del día, mientras que para el final se espera un guiño de Gianni Infantino de cara a su reelección en el próximo Congreso, que se realizará el 5 de junio en París, en ocasión de la antesala del próximo Mundial femenino.

 

Secundado por la flamante secretaria general, la sengalesa Fatma Samoura, Infantino realizó un enfático discurso en cuatro idiomas donde señaló que rescató a una institucional que estaba “clínicamente muerta” hacia una que ahora está “viva y llena de pasión con una visión de futuro”.

 

 

 

 

Luego fue tiempos de informes: gestión tanto financiero-económico, como de los auditores y la Comisión de Auditoría externa, además del informe de actividades 2017.

 

En este tiempo tomó la palabra el paraguayo Alejandro Domínguez, presidente de Conmebol y de la Comisión de Finanzas de FIFA, que expresó con un tono enfático que se presentan "números históricos" para el balance de la institución que tiene unas reservas de 3.800 millones de dólares.

 

"La FIFA tiene una economía muy fuerte y muy sólida. Un tiempo atrás se decía que FIFA estaba sumida en una crisis económica y financiera. Los números demuestran que el resultado del trabajo del presidente y su equipo desmerecen a aquellos augurios de malos resultados", señaló Domínguez.

 

A continuación fue tiempo del presupuesto 2019-2022 con foco en el próximo año y énfasis en el programa Foward, ese que le permite el crecimiento y el desarrollo del fútbol a las asociaciones sin tantos recursos.

 

En este último punto, el suizo Thomas Peyer, jefe de Finanzas de FIFA, anunció un presupuesto de 6.560 millones de dólares para el ciclo 2019-2022, que fue aprobado por 203 votos afirmativos de los 205 emitidos.

 

Luego llegará el debate sobre la cuestión de Palestina y finalmente la elección de la sede del Mundial 2026 con una breve presentación de 15 minutos de cada candidatura: Canadá, Estados y México por un lado y Marruecos por el otro.

 

La votación será introducida con una minuciosa explicación para evitar fallas. La pregunta que los 210 dirigentes deberán responder será: "¿Quiere conceder el derecho de albergar la Copa del Mundo de la FIFA 2026 a la candidatura presentada por la Federación de Fútbol de Marruecos, a la candidatura presentada por la CSA (Canadian Soccer Association), FEMEXFUT (Federación Mexicana de Fútbol) y USSF (US Soccer Federation) ("United Bid"), o 'Ninguna de las Candidaturas'.

 

Por lo tanto, los presentes tendrán tres opciones para elegir: Marruecos, United 2026 o repetir el proceso. El voto será electrónico. Si algún miembro del Congreso no emite su elección, se contará como abstención. Una mayoría simple (más del 50% de los votos) será suficiente para elegir un ganador.

 

Si la tercera opción ('Ninguna de las Candidaturas') obtiene la mayoría simple en la primera ronda, las dos candidaturas serán desestimadas y se activará la segunda fase del proceso de concesión, lo que eliminaría, automáticamente, a las cuatro naciones que ya formalizaron sus proyectos. Esto significa que el proceso se reiniciaría y cualquiera de las 206 asociaciones restantes (incluidas las adscritas a Europa y Asia, vetadas en principio debido a la cerecnía temporal de los Mundiales de Rusia y Catar) tendría derecho a presentar su candidatura, excepto Marruecos, México, Estados Unidos y Canadá. El nuevo proceso concluiría en 2020. Esta cláusula volvería a invocarse en caso de que la opción 3 iguale el porcentaje combinado de votos de ambas propuestas.

Seguí EN VIVO el Congreso de la FIFA que se realiza en Moscú en el día previo del partido inaugural del Mundial de Rusia 2018.

 

LIVE NOW ! - 68th FIFA Congress 2018