(De la redacción de DOBLE AMARILLA) Luego de la anunciada ausencia de Mauricio Macri en el último Mundial, el primer mandatario argentino realizó un encuentro bilateral con su par ruso, Vladimir Putin en la Cumbre del BRICS realizada en Johannesburgo, donde dialogaron sobre la Copa del Mundo y un futuro torneo relámpago al que fue invitado el representantivo albiceleste.

 

Al promediar este encuentro, Putín le entregó a Macri una invitación para que el seleccionado argentino participe de una Copa organizada por Rusia que disputarían equipos latinoamericanos en los estadios que se utilizaron en el último Mundial.

 

Este certamen relámpago sería el año próximo y debería coordinarse con las fechas disponibles de todas las selecciones pero le permitiría a Rusia tener continuidad con los estadios construidos para la Copa del Mundo que acaba de finalizar.

 

Además Macri le reiteró a Putin, en esta reunión realizada en el Hotel Four Season de la ciudad sudafricana, las ganas que hubiera tenido de estar en el Mundial pero cuestiones de "agenda nacional" volvieron imposible este objetivo y obligaron a cancelar los planes iniciales.

 

Luego Putin lamentó la temprana eliminación del equipo de Jorge Sampaoli en octavos de final ante Francia, aunque rescató que cayó ante el equipo que finalmente ganó el título. Macri, por su parte, calificó de "excelente" el nivel de organización del torneo y ponderó la actuación del conjunto local, que llegó hasta los cuartos de final.