(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) El Supermartes tuvo su primer capítulo por la mañana en Viamonte y el segundo al mediodía en Puerto Madero. En una reunión express, la gran mayoría de dirigentes expresaron ante el Comité Ejecutivo de SAF su voluntad de poner fin a la Superliga y regresar a la AFA

Minutos antes de esa reunión, Mariano Elizondo, presentó ante la mesa directiva su renuncia indeclinable como presidente de Superliga. Lo mismo hizo Jorge Brito. Es por eso que la primera decisión del Comité Ejecutivo fue aprobar esas dimisiones. 

 

 

En la reunión de AFA, los clubes firmaron un documento que iban a presentar a Elizondo en el que expresaban su voluntad de disolver la Superliga. Como Elizondo dio un paso al costado antes que llegaran no hizo falta ni que se lo leyeran. La segunda decisión del comité fue convocar a una nueva reunión de Comité Ejecutivo y a una asamblea de Superliga para el próximo martes. En esas reuniones, se van a tratar todos los puntos firmados en AFA que son nada menos que la piedra fundamental de la nueva Liga que funcionará bajo la órbita de la casa madre del fútbol argentino. Cabe destacar que el fin de la Superliga, si bien se aprobará la semana próxima, se materializará recién al final de la Copa de Superliga.

De esa reunión de la que participaría también parte del Comité Ejecutivo de AFA, se tomará una decisión final sobre los descensos. Tal como comentó 'Doble Amarilla', la rosca sigue y el debate no está cerrado. Hoy Nicolás Russo dijo al salir de AFA: "esta temporada no se toca nada. Habrá 3 descensos directos". Sin embargo, según pudo confirmar este medio aún hay dos opciones sobre la mesa: 3 descensos o 2 descensos y una Promoción. Todo indica que la última opción es la más salomónica.

Puntos de debate

Entre los puntos centrales que se debatirán la semana que viene y que serán puntapié de la nueva Liga la palabra clave es “autonomía”. ¿Traducido? Que sean capaces de organizar la totalidad de los aspectos del nuevo torneo y también la potestad de poder explotar los derechos de TV, con una posible nueva negociación con los actuales “Right Holders” y la chance abierta de licitar los Derechos internacionales.

Otro punto importante es que la nueva Liga Profesional también aportará el 18% de sus ganancias a la AFA, al igual que lo hace la Superliga.  En el nuevo estatuto pretenden que quede claro que será potestad de los miembros de La Liga Profesional poder armar el propio reglamento, lo que incluirá el nuevo calendario. Ojo, en lo que a ‘faltas y penas’ corresponde, el gran cambio es que todo será resuelto por los Tribunales de la AFA y no por Tribunales ligueros, algo que sí ocurre con la Superliga.

Otro tema importante y a remarcar es que los miembros del nuevo ente buscarán, en coordinación con la AFA, designar el cuerpo de árbitros que va a dirigir los partidos. Todo esto se resolverá, en principio, la semana que viene.