(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Alejandro Nadur, presidente de Huracán, publicó una fuerte carta abierta luego de ser imputado por el Tribunal de Honor por su accionar en la venta de Wanchope Ábila. En el texto, manifestó que "personajes del club intentan embarrar la cancha".

El titular del 'Globo' se refirió al accionar del Tribunal de Honor, manifestando que "resulta altamente llamativo, que se cuestione en este momento la operatoria de la Comisión Directiva cuando en todas sus reuniones, o en la mayoría, participaron el Presidente y el Secretario del Tribunal de Honor, Sres. Bacciadone y Fariña, y nunca dijeron nada al respecto".

Seguidamente, sin dar nombres propios, indicó que "resulta evidente que algunos personajes del club, que jamás podrían gobernar Huracán por medio de las urnas, intentan embarrar la cancha y mancillar la imagen de este Presidente y de su Secretario, únicamente con fines electorales".

"La modalidad de trabajo no ha cambiado desde que soy Presidente, no digo que sea la ideal ni siquiera digo que sea correcta, pero lo que si digo es que no ha habido cuestionamientos a este modo de trabajar y no es menor que se ha llevado a cabo en presencia de los otras 26 miembros de CD, más Presidente y Secretario del Tribunal de Honor, de la Asamblea y de la Junta Fiscalizadora", cerró.

Finalmente, explicó que la venta de Ramón Ábila al Cruzeiro fue por U$S 4 millones por el 50%. Como hubo un incumplimiento del club brasileño y se demoró la ejecución de la sentencia favorable a Huracán de FIFA, apareció Boca. "Este club intervino y pagó la deuda del Cruzeiro a cambio de ese 50% de la ficha que poseía el club brasilero. De este modo, Huracán se hizo del dinero adeudado y trajo nuevamente al jugador por seis meses a Huracán, con el salario a cargo de Boca Jrs".

Por último, reitera que si Boca vendía a Ábila, Huracán recibiría la mitad de esa venta. Por otra parte, si para finales de enero de 2020 no lo vendía, el delantero debía regresar al 'Quemero'. Pese a que el 'Xeneize' no transfirió al atacante, "el jugador manifestó su intención de no regresar a Huracán. A veces parece difícil de entender pero es sencillo, no se puede obligar a alguien a trabajar en un lugar que no quiere. La esclavitud se abolió hace más de doscientes años", sentenció.

Para cerrar, explicó que "con esa información y ante una urgencia económica de Huracán, decidí anticipar lo que iba a ocurrir el 1 de febrero cuando Ábila se negase a venir nuevamente al Globo y cerramos un convenio por casi dos millones de dólares. Quizá a alguien le podrá parecer mal pero creo que fue, aún con varios problemas, un gran negocio para Huracán comprar un jugador en 400.000 dólares y venderlo en 6.000.000 dólares", decretó.

 

REPASÁ EL COMUNICADO COMPLETO:

 

CA Huracán on Twitter