(De la redacción de DOBLE AMARILLA) Las intempestivas salidas de la Luis 'Pulga' Rodríguez y de Guillermo 'Bebe' Acosta de Atlético Tucumán despertaron un sinfín de lecturas posibles pero 'Doble Amarilla' está en condiciones de ratificar que la principal razón está lejos del fútbol y tiene una raíz política: la interna justicialista entre José Alperovich y Juan Luis Manzur.

La afiliación de ambos al PJ en los últimos días del año pasado, aceleró los tiempos y alejó a dos referentes históricos del club lejos del futuro del 'Decano' para este 2019. Los dos jugadores, con apetencias políticas, hasta septiembre del año pasado estaban cerca de competir en la interna del PJ con Julio Alperovich, pero en el último trimestre cambiaron de opinión y, con su afiliación, pretenden ser legisladores por el oficialismo del actual gobernador, Juan Luis Manzur.

El "Pulga" Rodríguez junto al Vicegobernador de la Provincia, Osvaldo Jaldo, tras afiliarse al partido Justicialista.
El "Pulga" Rodríguez junto al Vicegobernador de la Provincia, Osvaldo Jaldo, tras afiliarse al partido Justicialista.

Es más, desde la línea de Alperovich se pidió la impugnación de la afiliación de ambos jugadores al PJ por no cumplir con los requisitos básicos. En el círculo íntimo del ex gobernador señalan que en la arena política es muy duro con sus contrincantes, pero aún más con aquellos que siente que lo traicionaron.

Según supo 'Doble Amarilla', Alperovich, de enorme e histórica incidencia en Atlético Tucumán, bajó la orden de alejar a ambos jugadores, con fuerte arraigo popular y atractivos para las elecciones, lejos de la provincia. Acto seguido, la 'Pulga' anunció su partida a Colón con un emotivo video despedida y el 'Bebe' Acosta, que estaba siendo sondeado por varios clubes, se fue a Lanús.

Si bien algunas voces del club admiten esta cuestión política como fundamental, rápidamente los principales dirigentes de Atlético dieron la orden de esgrimir cuestiones económicas y del 'desgaste lógico' con la necesidad de aires nuevos para ambos jugadores.  

Con muchas idas y vueltas en la relación con la dirigencia, Mario Leito ya le había advertido a ambos que de jugar en política tendría consecuencias. Y el actual presidente de Atlético, también con apetencias políticas a futuro, no dudo en ejecutar el pedido de Alperovich.

Se esperan muchos más capítulos para esta interna peronista en Tucumán porque la barra, históricamente identificada con Alperovich, está en la mira del actual gobernador Manzur y podría haber muchas novedades en los próximos tres meses. 

Además, Cambiemos teme que esta interna justicialista ahora con fuerte impronta futbolística se lleve la atención para unas elecciones que estaban pautadas para junio y que Manzur pretende adelantar a fines de mayo.

La alianza oficialista del país tiene tres candidatos para oponer a esta pugna Alperovich-Manzur, una es Alfonso Prat Gay, ex Ministro de Hacienda, y los otros dos son el referente radical provincial y diputado José Cano y la senadora nacional Silvia Elías de Pérez. Más atrás corre el actual intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro y el Subsecretario del Ministerio del Interior, Domingo Amaya.