(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) El dato duro es concluyente: en lo que va del 2019, Huracán lleva 13 cheques rechazados por falta de fondos. El club, que ya se había visto envuelto en una serie de inconvenientes por pagar con cheques a largo plazo en el pasado, en este 2019 acumula valores rechazados por un monto de $868.293,00.

Según pudo saber "Doble Amarilla" a través de un informe de la base de datos del BCRA, el primer cheque data del 28 de febrero de este año por $120.893. Luego, hay seis por montos que van de los $50.000 a los $65.000, del día 22 de julio. Aparecen otros seis, uno por un monto de $180.000 (el más alto de todos) y cinco por $50.000. Todos del 30 de julio. Es decir, de enero a julio, son trece los cheques rechazados y 12 de ellos en el mes de julio.

Vale remarcar esto porque Huracán viene teniendo problemas con este tema de los pagos diferidos. Según indica Superliga, los cheques no pueden ser emitidos a más de 30 días para pagarle a jugadores y cuerpo técnico y Huracán ha utilizado cheques a 90 días o más, lo cual lo expone a una nueva sanción del Tribunal de Disciplina, ya que viola el reglamento. 

Es más, a través del fallo, el Tribunal de Disciplina le había impuesto una quita de 6 puntos y la imposibilidad de salir al Mercado de Pases en esta ventana. Sin embargo, el Comité de Apelaciones le bajó la pena, no sacó ningún punto y lo dejó comprar y vender. Eso sí, ratificó los incumplimientos que había señalado el Tribunal de Disciplina en su fallo original y el impuso, además, auditorías mensuales al club quemero. Así que de confirmarse que estos cheques eran para el plantel o cuerpo técnico, el elenco del Sur de la Ciudad se expone a una sanción aún mayor que la original, morigenada por Apelaciones, pero sin dejar de reconocer las faltas del club. 

"Doble Amarilla" se comunicó con fuentes del club de Parque Patricios que reconocieron el tema de los cheques sin fondo, pero aseguraron que ya han sido levantados y regularizado sus pagos. Más allá de estas cuestiones que muestran debilidad financiera, no se puede soslayar que en parte Huracán es una víctima más de los vaivenes económicos que sufre toda la Argentina. Lo que lleva a situaciones que, incluso, podrían agudizarse en los próximos meses si la economía no deja de ser una montaña rusa. 

 

Todos los cheques sin fondos del "Globo" (Fuente: BCRA)
Todos los cheques sin fondos del "Globo" (Fuente: BCRA)

 

Todavía se recuerda el inconveniente de la segunda fecha, cuando en la previa del Huracán-Colón que marcó el inicio de la segunda fecha de la Superliga, disputado el viernes 2 de agosto, los empleados de UteDYc amenazaron con no abrir el Palacios Tomás Adolfo Ducó por falta de pago. “No pagaron junio”, había denunciado Walter Otero, Secretario general de la Rama por Reunión de UtedyC. Finalmente, el club logró destrabar el conflicto y el partido se pudo completar. 

Eso sí, en off, algunos empleados de UTEDYC  club reconocen sentirse "cansados" por el tema de los cheques, ya que no es la primera vez que reciben el pago de esta manera y no pueden cobrarlo. 

Lo cierto es que el “Globo” sigue con problemas de cheques y está quedando expuesto, nuevamente, a que la Superliga le baje el martillo. Con el agravante que sería “reincidente” y que se queda con menos recursos para lograr zafar de un castigo que ya le impusieron en abril de 2019, por pagar salarios de “manera indebida” y mentir en las DDJJ.  

Ahora, si vuelve a pasar que el plantel o el cuerpo técnico acusen deudas por esos cheques a mayor plazo del permitido, el "Globo" podría sufrir una nueva sanción. En marzo de este año, el plantel se le plantó a Nadur por una deuda que llevaba 4 meses y que llevó a que cortaran el dialogo. El club desmintió esta deuda y nada pasó. Eran momentos en que todavía no había salido el fallo de la Superliga. Igual, un detalle: cuando se abrió el libro de pases, varios de los referentes del plantel, incluidos Patricio Toranzo, Cristian Chimino, Federico Mancinelli y Pablo Álvarez dejaron el club. Se les notificó vía WhatsApp. 

Habrá que estar atento a ver qué ocurre en los próximos meses, para ver si el "Globo" logra hacer pie en medio de una economía frágil, más erosionada aún por el delicado momento financiero de toda la Argentina, algo a lo que también están expuestos todos los clubes de la Superliga por igual.