(De la redacción de DOBLE AMARILLA) Luego de la definición desde la sede de Puerto Madero que la Superliga haría uso de la opción para nombrar a un representante en la Comisión Arbitral, pasó tiempo y mucho agua debajo del puente en una definición que se dilata y que conspira contra el posible desembarco del elegido: Horacio Elizondo.

 

Cuando AFA tomó la determinación de reemplazar la cúpula de la Dirección Nacional de Arbitraje compuesta por el propio Elizondo, Ángel Sánchez y Saúl Laverni para unificar ese poder en Federico Beligoy, en muchos clubes de Superliga se generó ruido.

 

Es por eso que en las últimas dos reuniones de Comité Ejecutivo en la sede de Puerto Madero se definió poner un contrapeso para tener “un monitoreo más profesional y personalizado” sobre la primera división.

 

En el debate sobre el nombre hubo casi un amplio consenso en designar a Horacio Elizondo para ese rol y para hacer tándem con Federico Beligoy, aquel que lo sucedió en el reciente puesto que dejó.

 

El Mundial de Rusia y los elogios que cosechó Elizondo en el concierto internacional generaron la necesidad de aires nuevos para el árbitro que tuvo a su cargo el partido inaugural y la final del Mundial en Alemania 2006.

 

La posibilidad de desembarcar en la Comisión Arbitral de Conmebol, en el lugar de Rodolfo Otero, para trabajar junto con Héctor Baldassi bajo el mando del brasileño Wilson Seneme no despierta el interés de Elizondo para su futuro, ya que es un lugar que ya ocupó anteriormente.

 

Un llamado de Pierluigi Collina, ex referí y actual encargado del Comité Arbitral de la FIFA, para mudarse a Zúrich podría ser una opción tentadora aunque lejana por la coyuntura actual del ente máximo del fútbol.

 

En este contexto Elizondo quiere intentar evitar la rosca política y espera que lo busquen por su trayectoria y sus condiciones… entonces si se resuelve integrar la Comisión Arbitral de AFA-Superliga todavía está disponible… aunque la dilatación del tema puede conspirar con esta predisposición inicial.

 

Sobre el tercer miembro, que debería ser de consenso entre Viamonte y Puerto Madero por ahora quedará en stand-by…