A más de un año de los allanamientos en Unión y otros cuatro lugares pertenecientes a su presidente, la Comisión Auditora del club, conformada el 28 de agosto de 2019 en Asamblea Extraordinaria, elevó el “informe final” donde investigan a Luis Spahn  por “presunta defraudación”.

Esta comisión interna está conformada por Raúl Lovaisa (ex secretario de Actas en el año 2009), Josefina MahieuAugusto Rolón y Sebastián Cerdán; junto con los socios Carlos Ghisolfo y Federico Carlucci. Se dio en ese año tras una interna marcada dentro de la institución y con el fin de investigar una presunta deuda que el club tiene con la familia del actual mandatario.

En parte del informe al que accedió Doble Amarilla, manifiestan que “el trabajo fue realizado a pesar de la falta de apoyo y respuesta por partes de las autoridades del club”, sumado a que hubo “falta de respuesta sobre la información requerida”, por lo cual fue imposible de “convalidar la deuda pretendida por el Sr. Luis Spahn y sus familiares en base al análisis de la información disponible”.

Parte de informe presentado por la Comisión Auditora del club
Parte de informe presentado por la Comisión Auditora del club

Ghisolfo, uno de los socios firmantes, le expresó a este medio en exclusiva: “Ante las dudas, el presidente había dado su visto bueno para que lo auditen a fin de dar tranquilidad, pensamos que iba a colaborar con esta Comisión Auditora conformada por los socios. Pero la verdad no fue así, no se contestaron las notas presentaron, no se presentó documentación y tampoco hubo un lugar físico para que podamos trabajar”.

Habían sido allanadas en ese entonces la sede social del club, la casa de Spahn, la empresa del mandatario Tatengue ("Celestino SA"), el domicilio de su hermano y la casa de los dos contadores de "Celestino SA". Esta serie de órdenes se dictaron tras un pedido de varios socios, entre ellos el firmante Lovaisa, dado que Spahn planteó en la Asamblea que el club le debe un monto por aproximadamente U$S 5,5 millones.

“Lo único que queremos es que se pueda probar ese dinero, y más en una asociación civil que maneja recursos que proveen los socios. Se tienen que dar a conocer todos los procedimientos e instrumentos legales que deben cumplirse. Uno no puede decir que uno puso tanta cantidad de plata y que se la deben, siendo que no hay ninguna justificación”, agregó el mismo socio a Doble Amarilla.

¿Qué es lo que dicen en el oficialismo tatengue? Básicamente que la Comisión Auditora al interior del club no es más que una maniobra política dentro de la última oposición que perdió las elecciones. Habló en exclusiva con este medio Rodrigo Rosso, titular de la Comisión Revisora de Cuentas: “En esa asamblea había seis representaciones entre agrupaciones políticas, filiales y peñas y cada uno presentó 2 auditores, es decir un total de 12. Al poco tiempo hubo un allanamiento en el club y la Justicia allanó todas las documentaciones, y estamos hablando de un proceso de diez años de gestión”.

La contraargumentación de la actual gestión se resume en que “no hay forma de colaborar” y de presentar los papeles cuando los mismos ya los tiene la Justicia y llevan más de un año en análisis, para comprobar si efectivamente Spahn defraudó o no al club.

Otra voz en off de la Comisión Directiva agregó que “ya van casi 2 años y no encuentran nada, por ende la oposición vuelve a la carga con esto”; también le apuntan a Raúl Lovaisa, ya que consideran que “fue el secretario de Actas que en 2009 le entregó el club a Spahn un año antes de terminar el mandato en cesación de pagos”.

A esto el socio Ghisolfo respondió: “Nosotros no somos golpistas como piensa el oficialismo, lo que queremos es que termine su mandato que culmina en junio de 2022 y que cumpla con las promesas de campaña. Lo que tienen que hacer en lugar de ningunear a la Comisión Auditora lo que tiene que hacer es mostrar los papeles”.

Por último, en las conclusiones del informe de dicha comisión, respecto de la deuda del club para con el actual mandatario, afirman que “no se pudieron constatar las acreencias manifestadas en el informe presentado en la Asamblea Extraordinaria por la suma de U$S 5.550.073 visto que el club manifiesta que no existen ningún tipo de instrumento y/o contrato (mutuos, cesiones, donaciones) efectuados con la familia Spahn”.