(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Se vivieron momentos de máxima tensión en el club Yupanqui. Resulta que, luego de un tenso encuentro con vecinos, Horacio Rodríguez Larreta debió abandonar la institución a las corridas debido al repudio por el cierre de las escuelas nocturnas en la Ciudad de Buenos Aires.

“¡Las escuelas no se cierran!”, manifestaron los vecinos de Villa Lugano presentes en la institución. “Invirtamos en educación y no va a haber necesidad de hacer ninguna cárcel. Invirtamos en tizas, jefe de Gobierno”, le expresó uno de los habitantes del barrio que se apersonaron en la charla. Acto seguido, se empezó a escuchar el cántico: “señor, señora, no sea indiferente, se cierran las escuelas en la cara de la gente”. 

El repudio por parte de los vecinos llegó a la máxima tensión cuando rodearon al Jefe de Gobierno de CABA y lo increparon al grito de ''rata''. Fue allí cuando Larreta se vio obligado a abandonar el club a las corridas, acompañado de sus secretarios.

 

FCGG on Twitter