La iniciativa fue girada al Congreso por el ejecutivo en enero de este año, se trata de un proyecto para adaptar la ley actual al Código Mundial Antidopaje 2021 vigente desde el 1° de enero de este año. El debate se realizó en un plenario de comisiones de Deportes y Acción Social y Salud que preside Hector Baldassi (PRO) y Pablo Yedlin (Frente de Todos), donde se firmó dictamen con apoyo de todos los bloques y se dejó listo el proyecto para votarlo en el recinto.

"Es indispensable que tengamos la sanción de esta ley para que podamos tenerla vigente, tenemos tiempo hasta abril", reclamó a los diputados la secretaria de Deportes, Inés Arrondo y agradeció que se ponga en debate el tema. "Es muy importante que podamos empezar a tratarlo", dijo.

DTV - Diputados Televisión on Twitter

 

A su turno, Diego Grippo, titular de la Comisión Nacional Antidopaje dio detalles de lo que establece el proyecto del Gobierno nacional. "Estamos en emergencia, esta ley es compleja para alguien que no está en tema y la necesitamos aprobar rápidamente", sentenció el funcionario

El titular de la agencia nacional antidopaje remarcó que el país debería haber tenido aprobada la actualización a la ley para que esté vigente este 1ro de enero 2021. “Lo que buscamos es que en Argentina el control sea igual que en el mundo. Si no adoptamos la ley podríamos perder la posibilidad de tener jugadores en juegos olímpicos u organizar grandes eventos deportivos”, advirtió Grippo.

DTV - Diputados Televisión on Twitter

 

En este sentido, el vicepresidente de la comisión de Deportes, el diputado y presidente de Atlético Tucuman, Mario Leito (Frente de Todos), remarcó que “si no aprobamos esto no vamos a poder hacer la Copa América”, dijo el tucumano.

Grippo apuntó a los legisladores que el tiempo corre hasta el 12 de abril y si eso no pasa, el deporte nacional va a quedar a “merced de lo que decida el organismo de control de la agencia mundial antidopaje”.

Somos el único país de la región que aún no adoptó esta nueva ley”, detalló el funcionario de la comisión nacional antidopaje.

En cuanto a los cambios, lo más importante es que se produce una rebaja sensible a la sanción actual por consumo de drogas sociales fuera de competencia deportiva y sin ánimo de sacar ventaja deportiva. Por presión de los propios deportistas, pasaría a una sanción máxima de 3 meses. “Si encontramos sanción hoy en día tendríamos que aplicar una sanción vieja y sería controversial con la nueva normativa”, concluyó el funcionario del gobierno.

La oposición va a acompañar el proyecto del Ejecutivo descontando que habrá número para su sanción. La diputada macrista, Carmen Polledo, así lo confirmó a sus pares. El tiempo corre para el deporte nacional, en Diputados podría haber sesión la semana próxima y desde allí pasar al Senado donde al menos tomará otras dos semanas de tratamiento.