(De la redacción de DOBLE AMARILLA) El flamante primer piso de las oficinas de Puerto Madero que tiene la Superliga es el escenario de una reunión atípica de Comité Ejecutivo tanto por los participantes como por los temas a debatir que buscan definiciones.

 

El principal eje en el temario es debatir sobre la posible conformación de la comisión arbitral que, según el estatuto de cooperación con la AFA debe estar compuesto por el director nacional de arbitraje, desde este torneo Federico Beligoy, un representante de Superliga y otro de consenso entre ambas.

 

En la primera edición, con Horacio Elizondo al mando, los clubes de primera división desistieron de conformar este órgano por la confianza que despertaba el ex árbitro mundialista de 2006. Sin embargo, Beligoy no reúne los mismos consensos y muchos dirigentes van hoy decididos a proponer al propio Elizondo de consenso y otro más a designar propio de la Superliga.

 

Pero desde Viamonte y el propio Angelici también desestiman esta posibilidad y creen que es mejor dejar trabajar a Beligoy tanto en la elite del fútbol argentino como en las divisiones de ascenso… conflicto en puerta.

 

Por su parte, este cónclave de Superliga también deberá definir los tres representantes que conformarán la comisión de torneos para debatir con tres pares del ascenso el formato de los torneos que deben comenzar en diez días.

 

La gran preocupación desde las oficinas de Puerto Madero es el Nacional B porque entre los cuatro descensos de esta temporada que comienza y los otros cuatro de la siguiente, muchos clubes ven potencialmente la posibilidad de bajar y quieren asegurarse que la segunda categoría no esté superpoblada lo que reduciría las opciones de volver a subir.

 

Estos tres representantes, que serían Marcelo Martín (Unión), José Mansur (Godoy Cruz) y otro más a definir se reunirán hoy mismo con Pablo Toviggino y Marcelo Achile (por AFA) para darle una definición a un tema que tiene que estar resuelto a más tardar el jueves.

 

La aprobación del reglamento para la presente edición de la Superliga además de incorporar la Copa de la Superliga y definir las plazas para los torneos internacionales tendrá un inesperado debate sobre las reservas y una idea que vuelvan a jugar antes de la Primera que trajo muchas discusiones (ver aparte).

 

Por último, sobrevolará por todo el cónclave el tema de las sociedades anónimas deportivas (SAD), ese tema que el propio Angelici busca reactivar y que ya logró imponer para la Asamblea de AFA en el mes de octubre.

 

Para que las SAD sean incluidas en el fútbol argentino, ahora el Gobierno Nacional cambió de estrategia y ahora pretende primero la modificación de los estatutos de AFA y Superliga vía asambleas respectivas, y luego ir a buscar la modificación de la ley en el Congreso.

 

Muchos temas y una reunión álgida que tendrán esta tarde los dirigentes con presencias estelares y poco habituales como el propio Angelici, Víctor Blanco y la vuelta de Jorge Brito. Matías Lammens prometío asistir, pero finalmente envió a su vicepresidente segundo.