(Desde Bronnitsy, Rusia) Luego del Congreso de Buenos Aires, Conmebol había confirmado que su voto para la sede del Mundial 2026 sería para Norteamérica, una decisión que quedó ratificada este lunes en Moscú luego del Consejo realizado en el hotel Crowne de la capital rusa.

De esta manera, la candidatura de Canadá, Estados Unidos y México se garantizan los diez votos sudamericanos para el Congreso del próximo miércoles que definirá la sede para la Copa del Mundo que se realizará dentro de ocho años, luego de la versión Qatar 2022.

 

 

Esta decisión marca el vínculo de América para intentar garantizar por ocho años que la Copa del Mundo tenga al continente como sede, porque la idea es que luego de Norteamérica 2026 se consigan los apoyos para que en 2030 la ganadora sea la candidatura sudamericana de Argentina, Paraguay y Uruguay.

Los últimos chispazos que derivaron con la ausencia de las selecciones norteamericanas en la próxima Copa América 2019 no alteraron este plan maestro, con algún país europeo (podría ser Inglaterra) y Australia junto con Nueva Zelanda como únicas alternativas para entorpecer esta idea, de apoyos recíprocos para 2026 y 2030.

Si bien la votación del próximo miércoles en el Congreso de la FIFA parece inclinada para la triple candidatura norteamericana, el rival africano Marruecos no se da por vencido y luchará hasta último momento para revertir una situación que parece sentenciada.