(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) En la tarde de este domingo, se confirmó la primera fórmula para las elecciones que se desarrollarán en Boca: como en 2015, Jorge Amor Ameal y Mario Pergolini serán una de las duplas opositoras que tratarán de desbancar al actual oficialismo.

El ex presidente de Boca, ahora nuevamente candidato a mandatario, encabeza la lista Identidad Xeneize. Según informa Diario Popular, las propuestas de la nómina giran en torno a la ampliación del estadio y la "recuperación de la identidad perdida", a nivel internacional y en cuanto a injerencia de socios e hinchas. Además, buscan despolitizar al Club de La Ribera, aclarando que no son "ni una unidad básica ni un comité".

 

Jorge Amor Ameal on Twitter

 

Así las cosas, ya es prácticamente un hecho que no habrá unidad en la oposición boquense. Como ya informó Doble Amarilla, las negociaciones están avanzadas para que José Beraldi y Royco Ferrari, ex vicepresidente del actual oficialismo xeneize, vayan juntos para hacerle frente al armado de Daniel Angelici.

Los últimos sondeos arrojan una leve ventaja para Christian Gribaudo, secretario general y candidato a presidente de la actual comisión directiva. No obstante, los 4-5 puntos de ventaja que Gribaudo le saca a los opositores en las encuestas no dejan tranquilo a Mauricio Macri, a quien le llegaron los números y sabe que, con el panorama actual a nivel nacional, los comicios en Boca cobran mayor importancia a medida que pasan los días. Por eso, no es descabellado pensar en que el propio Macri sea candidato a presidente del club en caso de caer en primera vuelta ante Alberto Fernández en las presidenciales nacionales. 

Otro nombre que resurgió como posible reemplazante de Gribaudo en la cabeza de la boleta oficialista es el actual vicejefe de gabinete de ministros del país, Andrés Ibarra. El funcionario es un hombre de extrema confianza del Presidente de la Nación y fue una de las primeras opciones que manejó el propio Macri para la etapa post-angelicista.

Mientras el oficialismo se maneja en un escenario de dudas, la oposición se mueve, cierra filas y llega a acuerdos. La votación, aún sin fecha confirmada, sería el 2 o el 9 de diciembre. Se definirá en las próximas semanas. El llamado a los comicios es 30 días antes de la fecha definitiva, con lo cual hay tiempo límite hasta los primeros días de noviembre. Mientras tanto, la rosca no cesa de cara a una elección donde se define mucho más que la conducción de un club deportivo.