(De la redacción de DOBLE AMARILLA) El micro del Benfica fue apedreado por un grupo de desconocidos y dos jugadores terminaron en el hospital. Uno de ellos publicó una foto en su Instagram con el ojo derecho vendado.

La Primeira Liga de Portugal regresó esta semana luego del parate en marzo por el coronavirus y la disputa por el liderazgo está muy caliente entre Benfica y el Oporto. Ambos tienen 60 unidades y no se sacan diferencias en el desarrollo.

Pero la noticia lamentablemente fue otra. El club de Lisboa pasó un mal momento tras regresar a su ciudad luego del empate en cero contra el humilde Tondela. El micro recibió una emboscada por un grupo de desconocidos que arrojaron piedras y objetos contundentes. Este acto de violencia generó que Julian Weigl y Andrija Živković terminen en el hospital.

Foto del micro del Benfica tras la emboscada
Foto del micro del Benfica tras la emboscada

"Informamos que, por una cuestión de precaución, los jugadores Weigl y Zivkovic fueron llevados de inmediato al Hospital da Luz", en la capital lusa, "para ser examinados", apunta el Benfica en un comunicado en el que ofrecen "total colaboración con las autoridades" para identificar a los responsables.

Tras abandonar el hospital, Weigl publicó hoy una fotografía en Instagram junto a Zivkovic, que presenta un vendaje en su ojo derecho. “Solo quiero que sepan que estoy bien. ¡Tuvimos mucha suerte! Todos hemos cometido errores, ¡pero hubo una línea que se sobrepasó! ¿Tirar piedras a un autobús sin preocuparse si alguien sale herido? ¡Sé que los verdaderos hinchas del Benfica no son así!”, expresó el jugador alemán.